La querella de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo referencia hoy a un intercambio de mensajes entre Agustina Díaz y Brenda Uliarte, las dos detenidas por el intento de magnicidio perpetrado el pasado 1 de septiembre, en uno de los cuales la primera le dijo a la segunda: "Matá a quien vos quieras y ocultá huellas".

Esta frase fue recordada hoy por el abogado querellante Marcos Aldazábal en la audiencia ante la Cámara Federal porteña para graficar la gravedad de la situación y rechazar que Díaz sea excarcelada, y forma parte de un intercambio de mensajes más extenso que ya fue incorporado a la causa judicial, al que tuvo acceso Télam.

Uliarte escribió: "Sabés el miedo que van a tener los presidentes?. Me gustaría que alguien dé un mensaje que diga al próximo que haga las cosas mal también le meto un corchazo".

"Yo me la banco. Es el precio de liberar a mi país", continúo el mensaje Uliarte y agregó: "Soy una mina que perdió a su madre y a su hijo. Ya no le tengo miedo a nada".

En este punto del intercambio, Díaz, a quien Uliarte tenía agendada en su teléfono celular como "Amor de mi vida" le respondió: "Matá a quien vos quieras", "Y ocultá huellas", "Bien pilla wachaaaa".

Uliarte le contestó: "Si obvio lo estoy planeando", "Recontra pilla", "No me van a atrapar".

Amor de mi vida le respondió: "Perfecto".

Uliarte está detenida y ya fue procesada con prisión preventiva como coautora del intento de homicidio a la Vicepresidenta cometido el 1 de septiembre por la noche cuando la Presidenta del Senado llegaba a su departamento del barrio porteño de Recoleta y era saludada por manifestantes que le expresaban su apoyo.

Diaz quedó detenida a raíz de estos intercambios de mensajes encontrados durante una pericia al teléfono celular de su amiga y excompañera de colegio de Uliarte, y ahora la jueza federal María Eugenia Capuchetti tendrá que definir su situación procesal.

La Cámara Federal porteña rechazó excarcelarla ante la "gravedad institucional" de lo ocurrido y por existencia de medidas de prueba pendientes y riesgo de entorpecimiento de la pesquisa. (Télam)