Tras los cambios en el Gabinete, el diputado nacional del Frente de Todos y asesor presidencial Leandro Santoro celebró el desembarco de Sergio Massa como superministro del área económica y productiva y aseguró que el mandatario, Alberto Fernández, "tenía el cambio en la cabeza desde hace dos semanas".

"Estoy un poco más tranquilo. Desde principios de junio, que se inició la corrida contra el peso, venía muy preocupado porque uno sabe que lo que pasa en los mercados termina impactando en los barrios. El reordenamiento del Gabinete puede ayudar a dar estabilidad política para lograr la tan ansiada estabilidad económica y controlar definitivamente la inflación", expresó el dirigente de origen radical.

En diálogo con Sin Relato, el programa que conduce Antonio Fernández Llorente en La990, el legislador oficialista agregó que "la entrada de un tipo que tiene vocación de poder, respaldo y los contactos y las relaciones que hay que tener, fundamentalmente en este momento que se está frente a una crisis cambiaria y política es una gran noticia".

Santoro desmintió la versión que señala que el mandatario no estaba de acuerdo con la designación del tigrense y reveló, no solo que Alberto Fernández "tenía el cambio en la cabeza" desde hace semanas, sino que contó también con el respaldo de la vicepresidenta, Cristina Kirchner. "Este cambio es porque Cristina, Alberto y Sergio lo vienen laburando hace tiempo y es producto de un análisis.

El Presidente estaba de acuerdo con esto. Leí notas que decían que se le había impuesto. Hablo con Alberto todos los días, y tenía este cambio en la cabeza", señaló. Para el diputado nacional, los cambios ayudarán a "capitalizar políticamente al Gobierno para darle respaldo a las medidas económicas", en un contexto en el que se necesitaba "una jugada de esta naturaleza".

"Lo vienen trabajando hace tiempo entre los tres y es producto de un análisis", insistió. Asimismo, diagnosticó que la crisis económica tiene sus raíces en el contexto mundial, marcado por el impacto de la guerra y la pandemia, y culpó a la oposición de Juntos por el Cambio de "irresponsabilidad" ante la realidad económica.

"Acá hay que defender el interés nacional en la puja distributiva, tranquilizar algunos mercados, lograr construir un consenso interno en el Frente de Todos, porque si hay ruido político, eso altera la estabilidad económica, y además, hace falta lidiar con una oposición que ha demostrado ser absolutamente irresponsable.

Este problema arranca antes de la renuncia de Martín Guzmán, cuando consultoras que dependen del PRO hicieron circular un documento interno que decía que iban a reperfilar o defaultear la deuda en pesos, ahí arranca la estampida contra el peso", postuló. Y sumó: "Las operaciones psicológicas arrancaron antes de la renuncia de Guzmán.

Hay actitudes irresponsables y mezquinas en todo el arco político, económico y social, aunque uno no puede cometer el error de pensar que esos comportamientos están solamente en la vereda de enfrente".

Por último, Santoro manifestó su confianza en el flamante superministro, y pidió trabajar en resolver los problemas de la sociedad para llegar a 2023. "Si a este proyecto político le va mal, lo que viene es un macrismo recargado y uno quiere que nos vaya bien porque quiero que a la gente le vaya bien", concluyó

SR/PT NA