El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dijo hoy que el gobierno de Mauricio Macri "en cuatro años produjo el hiperendeudamiento de la Argentina" y "una caída de 20 puntos" en el ingreso de los trabajadores.

"¿Qué distintos que somos, no?", señaló Massa al diferenciar la actual gestión con la de Macri, en la que "se bajó la línea de la inversión en obras", mientras que "nosotros cerramos un acuerdo con el FMI y hoy estamos poniendo en marcha más obra pública que nunca, y eso tiene que ver con elegir las prioridades del sector público".

Al hablar en el acto de comienzo de las obras de la Variante Cañuelas, que encabezó el presidente Alberto Fernández, afirmó que "hay dos modelos de país en pugna desde hace muchos años en la Argentina: uno de desarrollo productivo, de desarrollo federal, que apuesta a la producción nacional, la inversión pública y la movilidad social ascendente", que impulsa el Gobierno nacional.

El otro es "un modelo de concentración de la riqueza, que tiene un anclaje centralmente en los negocios financieros", una de cuyas "patas fueron los Programas de Participación Pública Privada (PPP)", y que "nace en un momento especial de la Argentina que es con la llegada del FMI", expresó.

"De cada peso que se ponía en la ejecución en el sistema de PPP, 40 centavos iban para los bancos, 10% era costo de administración y 50% era la obra", sostuvo y aseguró que "la mitad era trabajo y producción, y la otra mitad era ganancia de cuatro vivos, que se llevaban la rentabilidad a partir de un compromiso de deuda que asumía el Estado argentino".

Para graficar esa situación, destacó que "cuando miramos el mapa de la inversión pública en la Argentina, encontramos que de la serie historia, el peor año fue el 2018 con 0,7 % de inversión pública; que significó rutas, puentes, obras ferroviarias y jardines de infantes parados", porque "había que bajarle la línea a la inversión en las obras públicas y así ajustar la economía por el acuerdo con el FMI".

Frente a esta situación, dijo que "nos costó muchísimo poner en marcha el país, veníamos de cuatro años de hiperendeudamiento y caída del ingreso de 20 puntos" y manifestó que "después vino la pandemia, que a la Argentina la condicionó a enfrentar sus obligaciones con lo propio, sin crédito internacional porque se habían comprometido y gastado todo lo posible con el Fondo".

Tras destacar la importancia de la obra de Cañuelas, la que consideró que "no es simplemente un pedazo de pavimento", el presidente de la Cámara baja apuntó que de esta manera "estamos conectando al corazón productivo de nuestra provincia, porque en el mundo en que nos toca vivir, las proteínas y la energía son las dos grandes batallas que se vienen".

En ese punto, resaltó que "estamos ante una oportunidad única, porque tenemos talento y capacidad", y señaló que "tenemos la decisión del presidente Alberto Fernández y de su gobierno de invertir en esos ejes estratégicos".

"La Argentina en este mundo tiene la oportunidad de ocupar un lugar central, sacar nuestra producción al mundo, vender energía, poner en valor nuestro talento y definitivamente colocar de pie a nuestro país", completó. (Télam)