El Consejo de la Magistratura inició esta mañana en el predio de Tecnópolis el examen escrito a más de cincuenta postulantes anotados para concursar por las vacantes que dejan los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi en la Cámara Federal de Comodoro Py.

El examen consiste en el planteo de un caso, real o imaginario, en el que el aspirante debe ofrecer una solución judicial, como si integrara el tribunal para el cual concursa.

Luego, esta solución jurídica será evaluada por cuatro docentes de universidades públicas nacionales, uno de los cuales debe ser mujer, según definió el Consejo para ir corrigiendo las desigualdades de género.

Por el volumen de inscriptos, más de un centenar, y las necesidades de distanciamiento, el Consejo optó por llevar a cabo el acto en Tecnópolis, dentro de uno de los galpones acondicionado especialmente para el evento, aunque finalmente terminaron desistiendo cerca de la mitad, como habitualmente ocurre en estas convocatorias.

Los candidatos tienen ocho horas máximo para completar el examen con una computadora proveída por el Consejo.

El concurso 461 tiene especial interés porque define dos puestos en la Sala I de la Cámara Federal, segunda instancia de todos los procesos de Comodoro Py.

Actualmente, esos lugares están ocupados por los jueces de traslado Bruglia y Bertuzzi, que recurrieron a la Corte para que se los confirmara como jueces definitivos, aún cuando no tenían el acuerdo del Senado.

El año pasado, la Corte definió que Bruglia y Bertuzzi eran magistrados "provisorios" en la Sala I y que se debía realizar un concurso para cubrir las vacantes. (Télam)