El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Martín Tetaz, desmintió las versiones que lo inculpaban por el accidente ocurrido esta madrugada en Palermo, que terminó con una ciclista hospitalizada.

“Ante versiones periodísticas miserables, quiero contarles que ayer un amigo, Franco Rinaldi, tuvo un accidente en la esquina de mi casa (embistió a una chica que cruzó en en bici, a contramano)”, posteó esta mañana Tetaz en su cuenta de Twitter, respecto al choque que tuvo lugar en la avenida Las Heras y Billinghurst.

Sigue:

El legislador detalló que había cenado junto a Rinaldi en Pizza Cero y dejó entrever que no se subió al auto y se volvió por sus medios a su casa, ya que vive a cuatro cuadras.

“Después de dar aviso al 911 Franco me llama, me cuenta lo ocurrido y me pide que baje a asistir a la chica (Franco tiene una discapacidad y no podía por sus propios medios). Cuando llegué ya estaba la policía controlando la escena”, aclaró Tetaz.

Asimismo, especificó que el auto de Rinaldi tiene comandos especiales por su discapacidad y que él ni siquiera sabría cómo arrancarlo. “Algunos miserables quisieron instalar que manejaba yo”, remató.

Finalmente, Tetaz compartió un video captado por cámaras en la vía pública que muestran cómo la ciclista, que se encontraba trabajando como repartidora, atravesó la senda peatonal al momento en que los autos tenían luz verde. “Por si quedaba alguna duda, acá está el video del accidente donde se ve que la bici venía en contramano, sin luces y cruzando con el semáforo en contra”.

Imputación para Rinaldi

Según informaron fuentes judiciales a un medio, el ex canditado a diputado Franco Rinaldi fue imputado del delito de lesiones culposas, mientras que la víctima está internada en el Hospital Fernández después de haber sufrido una fractura de clavícula.

“Según las imágenes de las cámaras de seguridad que registraron el momento del hecho, se observa a la ciclista pasar el semáforo en rojo e ir en contramano”, agregaron las fuentes consultadas.

En el caso tomó intervención la Unidad de Flagrancia Norte del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad. En tanto, la prueba de alcoholemia no se pudo hacer en el lugar de los hechos porque “el imputado tiene una enfermedad respiratoria, no poseyendo la fuerza suficiente para soplar”, explicaron.

Desde la Unidad de Flagrancia Norte se le ordenó al personal policial interviniente la realización de “un informe técnico pericial in situ tendiente a determinar la mecánica del suceso” y que se busque a testigos para aclarar lo sucedido