El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, sostuvieron hoy que las actuaciones realizadas ante la llegada del avión de la empresa venezolana Conviasa a Ezeiza fueron las "correctas" e informaron que los chequeos de identidad sobre la tripulación no dieron resultados "que modifiquen lo que había sucedido" con el arribo de la aeronave.

En una conferencia de prensa luego de la reunión de Gabinete que se realizó en Casa Rosada, Manzur consignó que durante el encuentro "cada una de las áreas" involucradas hizo mención de las acciones realizadas y que "todo lo actuado fue correcto".

Con más extensión respondió Fernández, quien se encargó de informar que los estudios sobre las identidades de la tripulación del avión no arrojaron resultados que "modifiquen" lo que se conoce hasta ahora.

El ministro de Seguridad hizo una crónica de los acontecimientos que se remontan al pasado 6 de junio, día de la llegada del vuelo procedente de Caracas estibado con autopartes.

"Las autopartes ya están en destino, fueron revisadas por la Policía de Seguridad Aeroportuaria y por Aduana. El personal que venía, 14 venezolanos y cinco iraníes, no tenía ningún impedimento para ingresar al país, ni clave roja ni cosa que se parezca", comentó.

El funcionario explicó que, "con posterioridad", se recibieron "algunos datos de agencias internacionales respecto del avión y no de las personas".

"Solamente respecto de las personas, hay una particular indicación respecto de Gholamreza Ghasemi que es uno de los tripulantes y que tiene un nombre homónimo con una persona de las fuerzas revolucionarias iraníes", subrayó.

En ese sentido, el funcionario anunció que, "del chequeo realizado por Policía Federal, no surge ninguna data que modifique lo que había sucedido".

Por otra parte, el titular de la cartera de Seguridad desmintió que la aeronave haya apagado el "transponder", que es el dispositivo que comunica la posición de la aeronave a las torres de control.

Luego, Fernández detalló los pasos seguidos por la Justicia, que consistieron en la retención de los pasaportes, primero a los tripulantes de nacionalidad iraní y luego a los pasajeros de Venezuela.

"Con mucho criterio el juez (Federico Villena, magistrado a cargo de la causa) rechazó el hábeas corpus que se presentó en favor de los tripulantes, porque no hay nadie privado de la libertad", apuntó el ministro.

Por otra parte, aclaró que el Gobierno paraguayo hizo llegar "alguna data", pero desmintió que eso haya "sucedido hace un mes".

"Lo consulté con Federico González, ministro del Interior de Paraguay. Esto sucedió hace algunos días atrás. Hablé con (el titular de la Agencia Federal de Inteligencia), Agustín Rossi, (la comunicación) había sucedido el lunes a las 19 y el avión ya estaba en Argentina", concluyó. (Télam)