La Legislatura de Santa Cruz aprobó hoy por dos tercios de los 18 diputados presentes el pedido de licencia por 45 días que presentó el vicegobernador Eugenio Quiroga para “evitar que su cargo sea un obstáculo” para que la justicia resuelva sobre una denuncia presentada en su contra en el fuero penal de Caleta Olivia, su lugar de residencia.

El debate legislativo mantuvo en reserva la denuncia judicial presentada contra el vicegobernador, y sólo el diputado radical Evaristo Ruiz, que se abstuvo en la votación, cuestionó el procedimiento, mientras desde el oficialismo del Frente de Todos, Martín Chávez explicó que es lo que está previsto en la Constitución Provincial.

La cuarta sesión ordinaria de la Legislatura de Santa Cruz que aprobó la licencia del vicegobernador, que preside ese cuerpo, lo hizo con la presidencia a cargo de la vicepresidenta primera, Karina Nieto, diputada oriunda de Río Turbio.

El Gobierno provincial informó el sábado último la solicitud de licencia a su cargo por parte de Quiroga, para "garantizar la transparencia y objetividad de los procesos de la correspondiente investigación".

El propio vicegobernador se expresó luego en sus redes sociales sobre la decisión que tomó y dijo que la adoptaba “para que se garantice el trabajo de la Justicia y la transparencia de una investigación que me involucra, evitando que mi cargo de vicegobernador sea un obstáculo".

"En este momento tan difícil, quiero pedir respeto para mi familia y decirles que confío plenamente en que la situación se va a aclarar y a solucionar para poder estar en el menor tiempo posible trabajando para ustedes, como lo vengo haciendo desde el primer día", afirmó.

El exlegislador por el municipio de Caleta Olivia y expropietario del diario La Opinión Austral, que acompaña como vicegobernador el segundo mandato que inició la gobernadora Alicia Kirchner en diciembre de 2019, volvió a expresarse ayer por redes sociales “frente a la circulación de información errónea" respecto de la situación que atraviesa "a partir de la presentación de una denuncia realizada por una vecina”, dijo.

“Sé que hoy no puedo defenderme personalmente de todas las acusaciones gravísimas que circulan, pero me siento en la obligación de decirle al Pueblo de Santa Cruz que todos mis esfuerzos están puestos en preservar a mi familia”, añadió.

Quiroga continuó diciendo en su perfil de Facebook: “Sepan que soy un hombre que cree en las instituciones y voy a respetar siempre los tiempos de la justicia. Solo espero que la situación no se prolongue”.

“Es todo lo que puedo decirles sin afectar la privacidad de quienes me rodean”, completó.

El diputado Gabriel Oliva, de Encuentro Ciudadano (EC), que no pudo estar presente por coronavirus, emitió un pronunciamiento en el que cuestionó la comunicación oficial como “escueta e insuficiente”.

EC criticó que “un oficio no puede prohibir que se informe sobre la causa y menos aún por plazo indeterminado”, en referencia a una comunicación judicial del 18 de abril dirigida a los medios de comunicación, que ordenó “la prohibición” de toda divulgación o información pública del caso.

“Es importante distinguir que una cosa es proteger a la víctima y otra, muy diferente, es la prohibición de informar sobre una causa que involucra al vicegobernador”, por tratarse de “un funcionario público”, evaluó Encuentro Ciudadano, que solicitó “ la máxima celeridad e independencia para dilucidar esta denuncia”. (Télam)