El diputado de Republicanos Unidos Roberto García Moritán discutió con integrantes del Frente de Todos y los acusó de "ñoquis", "inútiles" y "vagos", durante el debate por el proyecto de ley del Gobierno porteño que crea un distrito económico para barrios populares, ante lo cual su par del FdT Javier Andrade presentó una cuestión de privilegio.

Andrade consideró que los dichos de García Moritán "afectaron la reputación y conducta de los diputados de manera individual y en lo que hace a su representatividad"

"Ningún diputado puede decir ñoqui ni inútil a otro. Es una agresión y un acto indigno que atañe a toda la Legislatura, ni hablar de levantarse y amenazar", dijo Andrade.

La cuestión de privilegio no obtuvo los votos necesarios para ser tratada en la sesión y pasó a la Junta de Ética de la Legislatura.

Previamente, durante su discurso, García Moritán se puso de pie, se acercó a los diputados del Frente de Todos, a quienes acusó de "vagos".

"En el sector privado -agregó- pagamos el 50% de impuestos, ustedes, en cambio, son el déficit fiscal". (Télam)