Funcionarios del Gobierno porteño presentaron hoy, en un plenario de comisiones de la Legislatura, el proyecto de ley que crea el "Distrito de Integración Productiva en Barrios Populares" que, afirmaron, "complementará" los procesos de urbanización vigentes creando "nuevas fuentes de trabajo", aunque diputados del Frente de Todos advirtieron que "las beneficiadas serán las grandes empresas" a través de exenciones impositivas.

La primera funcionaria en tomar la palabra fue Belén Barreto, del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires, quien dijo que el nuevo distrito "complementará los procesos de integración sociourbana vigentes" al "brindar nuevas fuentes de trabajo".

Luego, Donatela Orsi, del mismo ministerio, informó que el distrito incluirá a los barrios donde los procesos de urbanización "están más avanzados" y precisó que se trata de Rodrigo Bueno, Fraga, 31 y Villa 20.

Orsi agregó que las empresas que se radiquen en esas zonas "podrán computar como pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos un porcentaje del monto invertido" y que, para acceder a ese beneficio, deberán presentar un "plan de contratación en el que al menos un 30% del personal" sean residentes de los barrios.

Después de las exposiciones comenzó el segmento de preguntas, todas formuladas por diputados del Frente de Todos (FdT).

"Estoy sorprendida por lo breve de la exposición, fueron tres líneas", dijo Claudia Neira, y luego enumeró una serie de consultas.

En primer lugar, preguntó "qué impacto se espera en la economía de los barrios" y si el nuevo distrito "está pensado para los barrios o para las empresas", y luego quiso saber si el proyecto tuvo en cuenta a los rubros de los comercios que ya existen en esas zonas, ya que "empresas externas vendrán a competirles" desde una posición de "mayor fortaleza".

La diputada también consultó sobre la situación dominial del suelo sobre el cual se instalarán las empresas, ya que en los procesos de urbanización, muchos inmuebles y parcelas aún no fueron regularizados.

Cecilia Segura, también legisladora del FdT, señaló que el proyecto genera dudas "por todo lo que no dice", y preguntó "cómo va a resolverse la conexión a los servicios".

En este sentido, puso como ejemplo que la instalación de un lavadero podría generar "problemas en la provisión de agua".

Por otra parte, Segura consultó "cómo va a controlarse" que el 30% del personal sean vecinos de los barrios, y señaló que el articulado del proyecto "establece cierta discrecionalidad" al respecto.

Es que el texto dice que "la obligatoriedad" de contratar a residentes de los barrios populares "estará supeditada a la disponibilidad de perfiles con experiencia en los rubros solicitados por el beneficiario" y que la "autoridad de aplicación establecerá el mecanismo pertinente para la acreditación del requisito".

Por otro lado, Segura cuestionó el criterio con el cual se otorgarán descuentos impositivos a las empresas que, de acuerdo al texto, es el "orden de ingreso al Registro Único de Distritos Económicos".

Dicho orden establece que el porcentaje que podrá tomarse como pago a cuenta de Ingresos Brutos será del 80% para las primeras 15 empresas inscriptas, del 65% para las que ingresen entre el lugar 16 y el 30, y del 50% para las siguientes.

Para la diputada Segura sería mejor tomar en cuenta, por ejemplo, "el plazo en el cual las empresas realizarán las inversiones".

Al respecto, se manifestó también el diputado del FdT Javier Andrade: "es una segmentación rara", dijo, y preguntó si el "apuro" en debatir el proyecto es porque "ya hay una fila de empresarios para anotarse".

La iniciativa fue presentada la semana pasada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Para Andrade, "el objetivo que se ve claramente es el de generar exenciones para las grandes empresas", y señaló que en distritos creados anteriormente, como el Tecnológico o el audiovisual, fueron beneficiadas algunas firmas que se instalaron fuera de los barrios delimitados por las leyes que los crearon.

Tras la reunión informativa realizada hoy, de la que participaron unos 30 diputados integrantes de las comisiones de Presupuesto, Desarrollo Económico y Promoción Social, el tratamiento del proyecto continuará en reuniones entre los asesores parlamentarios. (Télam)