Cecilia Segura y Matías Barroetaveña, legisladores porteños del Frente de Todos, realizaron una recorrida por el Parque Avellaneda, en la Comuna 9, y se comprometieron a respaldar el reclamo de los vecinos para que el Gobierno de la Ciudad tome medidas para "encarar un plan de recuperación integral de ese predio".

Durante el recorrido pudieron ver el Complejo Cultural Chacra de los Remedios, la Piedra Wak, la huerta, el trencito y estación Onelli, el sector donde el parque se encuentra atravesado por la autopista AUSA y el edificio de Actores Culturales.

"El Parque Avellaneda es uno de los espacios verdes públicos más extensos de la ciudad que cuenta con más de 30 hectáreas de superficie. Debido a su riqueza ambiental, cultural e histórica, ha sido declarado Área con Protección Histórica por la Ley 3042 en 2009", señalaron los legisladores a través de un comunicado.

En el último año, la Mesa de Trabajo y Consenso -creada por ley e integrada por vecinos y autoridades-  tomó registro de una serie de irregularidades en el parque tales como "decisiones tomadas de manera inconsulta, extracciones de árboles centenarios, falta de funcionamiento del sistema de riego, ausencia de mantenimiento de los edificios, episodios de inseguridad, entre otras situaciones que afectaron la calidad del espacio verde en su carácter ambiental como también sociocultural".

Al respecto, los legisladores hicieron una presentación en la Legislatura de la Ciudad por el preocupante estado de deterioro en general del parque y solicitaron informes en particular por el sistema de riego.

El pedido se realizó junto a los vecinos y vecinas agrupados en la Mesa de Trabajo y Consenso del Parque Avellaneda que, "frente a la inacción por parte del Gobierno de la Ciudad, se vienen organizando para llevar adelante tareas de conservación para el mantenimiento del parque". 

"La situación que está atravesando el parque Avellaneda es preocupante, estamos en presencia de una desidia constante por parte del GCBA y falta de presupuesto que deteriora un espacio verde público único indispensable en este contexto epidemiológico. El parque, que cumple un rol deportivo, educativo y cultural además de su impacto ambiental, se sostiene con el trabajo voluntario de les vecines, de la MTyC y diversas organizaciones", señaló Barroetaveña .

Por su parte, Segura afirmó que “la lógica de privatización del espacio público que lleva adelante el Poder Ejecutivo porteño, va en detrimento de crear espacios verdes de calidad y se replica en toda la ciudad".

"El marketing de la 'Ciudad verde e inclusiva' al que estamos acostumbrados empieza a perder su credibilidad. La acción ambiental es ahora, las y los porteños lo tenemos en claro, esperemos que, luego de tantos años de abandono, el Gobierno de la Ciudad por fin escuche a la ciudadanía y actúe en consecuencia", remarcó la legisladora. (Télam)