La embajadora de Francia en Argentina, Claudia Scherer-Effosse, dijo hoy que las relaciones entre ambos países "son excelentes" y remarcó los "valores compartidos" por las dos naciones, al encabezar los tradicionales festejos del 14 de Julio, Día Nacional de Francia, que habían sido virtuales durante los dos últimos años debido a la pandemia de coronavirus.

En la sede diplomática del Palacio Ortiz Basualdo (en Cerrito y Arroyo) exultante de invitados, la embajadora comenzó su discurso recordando que ese día se celebra "el principio de la República y el final de la Monarquía", en referencia al 14 de julio de 1789 cuando los revolucionarios parisinos tomaron La Bastilla (fortaleza militar de la monarquía) y recordó que desde entonces su país se rige por las premisas de "Libertad, Igualdad y Fraternidad".

"No puedo dejar de pensar hasta qué punto nuestros dos himnos nacionales (que acababan de entonarse) y nuestra historia nos unen", expresó la diplomática, que confesó que la estrofa del himno argentino que menciona "las rotas cadenas" siempre la hacen "pensar en La Bastilla".

"El espíritu del Siglo de las Luces, origen de la Revolución Francesa, fue también lo que inspiró la Revolución de Mayo en la Argentina", remarcó, y mencionó a los militares formados en Francia que lucharon por la independencia del Río de la Plata, al igual que la inmigración de los siglos posteriores.

Destacó entonces que Argentina es "el único país del mundo que tiene su nombre en una estación del subte en París, en homenaje a la ayuda que dio a Francia al salir de la Segunda Guerra Mundial".

Además, recordó que "en otros momento de la historia fue Francia la que abrió sus puertas a los argentinos que tenían que ir al exilio".

Ya en el presente, contó que antes de la pandemia "más de 100 mil turistas venían a la Argentina cada año" y resaltó que el "comercio bilateral es muy dinámico".

"No vamos a eludir el tema: la situación económica y financiera de la Argentina está complicada, pero las relaciones con Francia son excelentes", señaló en ese punto.

En este sentido, recordó que los presidentes Emmanuel Macron y Alberto Fernández "se han encontrado en París tres veces en tres años".

Sobre el final de su exposición, subrayó el desempeño de la presidencia francesa en el Consejo de la Unión Europea (que acaba de terminar luego de un semestre): "Fue un momento muy importante, que puso a Francia en primera línea en el contexto de la invasión rusa a Ucrania", destacó.

Afirmó que el continente debe parar su "dependencia a las energías fósiles que vienen de Rusia", pero se mostró conforme porque todo eso "obliga a pensar en la sobriedad energética".

En la reunión estuvo presente el vicecanciller Pablo Tettamanti; la presidenta de la Agencia Argentina de Cooperación Internacional y Asistencia Humanitaria Cascos Blancos, Sabina Frederic; y numerosos legisladores, como los diputados Rosana Bertone, Eduardo Valdés y José Ignacio de Mendiguren.

En tanto, desde la gestión porteña asistieron el secretario General y de Relaciones Internacionales de la Ciudad, Fernando Straface; el vicepresidente primero de la Legislatura, Emmanuel Ferrario y el subsecretario de Relaciones Internacionales de ese cuerpo, Pablo Garzonio; además de diputados de Juntos por el Cambio, como Ricardo López Murphy, Maximiliano Ferraro y Fernando Iglesias, junto al vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Fabián Perechodnik, entre figuras del mundo del arte, las ciencias y el sector empresario. (Télam)