La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, afirmó hoy que el eventual envío de efectivos de Gendarmería a cada provincia "no es una decisión del gobierno nacional" sino que debe ser solicitado por cada distrito.

"La seguridad es una preocupación de todo el Gobierno Nacional. Las fuerzas federales tienen que ser pedidas por los gobiernos provinciales. Si aparece el pedido de la provincia de Buenos Aires el Presidente lo evaluará como ya sucede actualmente con otras provincias", dijo hoy Cerruti en rueda de prensa en Casa de Gobierno.

En ese sentido, recordó: "Estamos en Río Negro, Rosario y donde los gobiernos han pedido asistencia especial del Gobierno federal y por supuesto si hay un pedido de la provincia de Buenos Aires el ministro (de Seguridad, Aníbal) Fernández lo analizará".

La funcionaria explicó que el presidente Alberto Fernández se reunió a su vuelta de la cumbre del G20 en Bali con "todos los ministros que no habían ido a la gira para ponerse al día y avanzar en todos los temas de gestión", entre ellos los de seguridad.

"La seguridad en la provincia de Buenos Aires y en todo el país es obviamente una preocupación constante del Gobierno nacional y en ese sentido se llevan adelante estrategias conjuntas con cada una de las provincias", subrayó, ante una consulta.

Cerruti aclaró al respecto que las fuerzas federales "tienen que ser pedidas por los gobiernos de cada una de las provincias, no es una decisión del Gobierno nacional sino que tiene que ver con cada una de las estrategias provinciales".

La semana pasada, durante un acto en La Plata por el Día de la Militancia, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner puso el foco en la seguridad y pidió desplegar "miles de gendarmes" en el conurbano bonaerense.

Por otro lado, al ser consultada sobre el pedido de algunos gobernadores de suspender las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) -previstas para el año que viene-, la portavoz indicó: "Como hemos dicho en reiteradas oportunidades el tema de las PASO es un tema que tiene que resolver el Congreso Nacional y no el Poder Ejecutivo".

"Los gobernadores tendrían que ver si están los números en la Camara de Diputados y de Senadores y trasladarles a ellos (la inquietud). Es un tema que tiene que resolver el Congreso, no el Poder Ejecutivo", insistió. (Télam)