El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés "Cuervo" Larroque, destacó hoy la “simpleza y humildad” de la fallecida titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, señaló que, a muchos, su "honestidad incomodaba", y resaltó la solidaridad "en el centro de su pensamiento".

“Ha sido muy generosa con nosotros; compartimos muchos momentos, en mi caso siempre con cierto pudor, porque si bien ella siempre se plantaba desde un lugar de igualdad y simpleza, no dejaba de ser Hebe y todo lo que conceptualmente significa”, dijo el ministro provincial al recordar a De Bonafini, en diálogo con radio Provincia.

Para Larroque, "su honestidad también incomodaba" porque "ella nunca se callaba nada" y, "si aparecía alguien que ella entendía que tenía que marcarle algo, lo hacía sin ningún tipo de prólogo".

"La solidaridad estaba en el centro de su pensamiento”.

"Eso capaz que era mejor porque enseguida las cosas se aclaraban", sostuvo Larroque, quien subrayó que "la solidaridad estaba en el centro de su pensamiento”.

El funcionario valoró “la simpleza y la humildad” de la dirigente, así como “su preocupación por las cosas concretas y reales; el hecho de no tener ningún tipo de componenda o comercio con los factores de poder".

"La movilizaba mucho el tema de la pobreza, y por eso ella estaba siempre en lo concreto, uno de los pedidos de ella era que cualquier cosa que se hiciera, el día que no estuviera físicamente, era relacionado a juntar cosas para los que tienen mayor necesidad. Cuando cumplía años no había que llevar regalo, sino algo para un comedor o persona necesitada", subrayó.

Tras recordar las últimas veces que la vio, mientras estuvo internada, Larroque reveló que "ella quería que nos aboquemos al acto de Cristina (Fernández de Kirchner), decía 'No me vengan a ver a mí, vayan a trabajar en el acto'", al referirse al encuentro que encabezó la vicepresidenta el jueves último en el estadio único de La Plata, en el marco del Día de la Mlitancia.

Sobre su historia con la titular de Madres de Plaza de Mayo, dijo que “hubo un punto de inflexión en el vínculo, que fue el acto en el Luna Park con Néstor (Kirchner) y Cristina”, en el año 2010, donde, dijo “me tocó hablar ese día y ella quedó muy contenta”.

Bonafini murió este domingo a los 93 años en el Hospital Italiano de La Plata y el Gobierno decretó tres días de duelo nacional en su homenaje. (Télam)