El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, destacó hoy que la ciudadanía valora la capacidad organizativa del Gobierno bonaerense para la vacunación contra el coronavirus y consideró que la llegada de nuevas dosis "genera una alegría muy grande".

"Desde ya que se produce un efecto mágico en derrededor de cada vacunatorio, se genera una alegría muy grande", expresó el funcionario en declaraciones a El Destape Radio.

En ese sentido, destacó que "el trabajo que viene realizando el Ministerio de Salud bonaerense es impecable" y advirtió: "Eso es algo que no digo yo, sino quienes están siendo vacunados, los que valoran la capacidad organizativa del Gobierno de la provincia".

"Por supuesto que no descansamos en eso y trabajamos permanentemente en poder conseguir la mayor cantidad y poder vacunar a toda la población inscripta", expresó y señaló que también se busca que "se inscriban quienes todavía no lo han hecho, y que es muy importante porque es voluntario".

El funcionario afirmó que "en la provincia de Buenos Aires prácticamente en lo que respecta a mayores de 70, 60 y ahora menores de 60 años con patologías estamos avanzando a un ritmo muy alto de vacunación" y sostuvo que "queremos llegar a la totalidad de la población de aquellos que se han inscripto".

Por otra parte, expresó que en el marco de la pandemia los sectores humildes

"son los más castigados obviamente, por supuesto que el aislamiento es muy difícil" y manifestó que "por familia numerosa y por la precariedad de las viviendas muchas veces no pueden desarrollar un aislamiento dentro de su hogar".

En este sentido, afirmó que "con o sin pandemia lamentablemente, en general, también los sectores más humildes no tienen un abanico de oportunidades de salidas como lo pueden tener los sectores medios o más agraciados, entonces tampoco en ese sentido se modifica mucho".

"Pero sí en materia de asistencia", destacó Larroque y explicó que "aquellas condiciones que teníamos previa a la pandemia en materia económica y social se han agudizado notablemente, ya que por supuesto se ha resentido la actividad económica y eso golpea más fuerte en los sectores mas humildes".

Por otra parte, expresó que "a toda la sociedad le pasó, cuando parecía que entrábamos en una fase entre comillas más relajada o de menos ritmo de contagio, por supuesto que se relajaron los cuidados".

Asimismo, afirmó que "sin duda sería lo ideal que existiera una confluencia de criterios" para las restricciones en el área metropolitana.

"En un área como la metropolitana, que es homogénea, no se puede excepcionar ya que indudablemente los comportamientos en un lugar repercuten en el otro", destacó y en ese sentido remarcó que "siempre abogamos por eso".

Larroque señaló, en ese contexto, que "se coló la política en el medio y el cronograma electoral", lo que consideró como "lamentable".

"Me parece que las decisiones que se toman en la ciudad de Buenos Aires están más vinculadas, o juegan un rol muy importante, porque la situación sanitaria siempre termina desbordando cualquier tipo de especulación", afirmó.

De ese modo, dijo que "hay una priorización de algunos aspectos políticos que tienen que ver con el año electoral" y sostuvo que "nosotros abogamos por que se minimicen porque lo que está en juego es la salud de la gente".

"No se puede especular, tenemos que ser muy responsables y racionales" concluyó. (Télam)