La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que la acusación de los fiscales en el juicio por la obra pública en Santa Cruz “es profundamente inconstitucional" y reiteró que los representantes del Ministerio Público Fiscal "mintieron en su alegato”.

En este sentido, al exponer vía Zoom en el último tramo del alegato en su defensa en el marco del debate, la Vicepresidenta señaló que, en el juicio, “fueron puestos como prueba de delitos decretos aprobados por el Parlamento, algo que no es posible” y remarcó: "Para traerme a mí a este juicio, lo hicieron de los pelos; se violó la Constitución. La justicia actúa así solo conmigo y eso no es bueno para el país". (Télam)