La construcción de la Variante Cañuelas, cuyo inicio se concretó hoy durante un acto que encabezó el presidente Alberto Fernández, permitirá conectar la Autopista Ezeiza -Cañuelas con la Ruta Nacional 3 y circunvalará la ciudad homónima bonaerense sobre una traza nueva de una extensión de 9,59 kilómetros, con una inversión de 5.628 millones de pesos,

Esta nueva traza facilitará la circulación de unos 9.500 vehículos diarios y el acceso a una zona de gran movimiento económico a la cual se mudó recientemente el Mercado de Hacienda, que operaba en el barrio porteño de Liniers, y donde además está instalado el Hospital de Alta Complejidad Cuenca Alta-Néstor Kirchner, el de mayor complejidad de la región, que atiende a la población de cinco distritos.

El tramo, para cuya realización se empleará a unos 150 operarios, contará con dos carriles por mano de 3,65 metros de ancho, un cantero central de 9,10 metros y banquinas pavimentadas en ambos lados, según detalló Vialidad Nacional en un informe.

Asimismo, los trabajos incluyen la ejecución de dos distribuidores; uno tipo trébol de cuatro hojas en el empalme con la Ruta Provincial 6 y otro tipo diamante en el cruce con la RN 3, además de un intercambiador alto nivel en la intersección entre la ruta nacional 205 y el Ferrocarril Roca.

La obra se desarrolla de manera periférica al centro urbano de la ciudad de Cañuelas, entre el kilómetro 58,7 de la Autopista Ezeiza - Cañuelas y el kilómetro 68,3 de la RN 3, a la altura de la calle Pellegrini.

La nueva traza implica la continuación de la doble calzada entre la Autopista Ezeiza-Cañuelas y la RN 3, y permitirá mejorar la seguridad vial en los cruces de las rutas nacionales 3 y 205 y las vías del Ferrocarril Roca.

Esta obra forma parte del corredor Cañuelas-Azul de la ruta nacional 3, en el cual hay seis tramos en licitación, tres en proyecto y uno en evaluación

En ese marco, también se encuentra en ejecución la obra de ampliación del Acceso Sur de la Autopista Ezeiza-Cañuelas, en el tramo Puente La Pérgola y Rotonda de Cañuelas, que integraba los contratos ex Participación Pública Privada (PPP), creados durante la gestión macrista y que, de 3.400 kilómetros de realizaciones previstos, sólo se realizó el 2%.

Estos contratos implicaban que el financiamiento, la realización de las obras, la concesión del mantenimiento y la explotación comercial quedaran a cargo del sector privado, expresados en dólares, tanto en lo referido a los costos como a la ejecución física de los proyectos.

En septiembre de 2020, las inversiones eran mínimas, por lo cual en diciembre de ese de ese año y con acuerdo de todas las empresas intervinientes, el Gobierno Nacional rescindió los seis contratos PPP, y evitó así que el Estado devuelva, al sector privado y en dólares, el triple de lo que correspondía.

(Télam)