El secretario adjunto del gremio docente porteño UTE, Eduardo López, señaló hoy que en la protesta que se realiza este mediodía frente a la Jefatura de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires se busca llamar la atención del jefe de Gobierno porteño en cuanto a que "termine con el negacionismo sanitario" frente a la emergencia que presenta el coronavirus y "entienda que la vida" de los maestros "vale".

En declaraciones a la prensa, en el marco de la jornada de luto y homenaje que con el lema "Nuestra vida vale más" se realizó hoy frente a la jefatura de Gobierno porteño, en el barrio de Parque Patricios, López afirmó que lo que se busca es llamar la atención de Horacio Rodríguez Larreta, y que por ese motivo llevan "una flor, el nombre y el delantal de cada uno de los 14 maestros muertos".

"Vamos a pedirle a Rodríguez Larreta que termine con el negacionismo sanitario y que entienda que nuestras vidas son más importantes que la campaña electoral", dijo López, que agregó que hasta el momento en la ciudad solo se vacunó "al 14 por ciento de los docentes", lo que interpretó como una reticencia a inmunizar al personal de educación movida por "un odio manifiesto" a los maestros.

Sobre la política de vacunación que se aplica en la Ciudad, consideró que "se apuraron a darles vacunas a las prepagas y no a los docentes", mientras que en provincia de Buenos Aires "ya vacunaron a todos los trabajadores de la salud y a la mitad de los maestros.

"Cruzas la General Paz y la situación es otra", reclamó López.

En la polémica entre Nación y Ciudad por la suspensión de clases presenciales decretada a partir del 19 de abril en el Área Metropolitana de Buenos Aires para mitigar los contagios de coronavirus, el sindicato UTE se opuso a la decisión del Gobierno porteño que no acatar el DNU y comenzó unas jornadas de lucha que todavía continúa con paros o distintas protestas para visibilizar la problemática.

En ese sentido, el gremialista indicó que "muchas escuelas entraron en la virtualidad, desobedeciendo a Larreta" y dijo que en esos establecimientos no paran porque quieren "educar", a diferencia de los colegios en los que piden presencialidad, que allí hacen "retención de servicios".

Entre otras modalidades de protesta, López adelantó que los docentes irán "el 25 de mayo a la Corte Suprema" y les van a llevar "las 14 fotos de los maestros fallecidos y los nombres de los 10.000 contagiados". (Télam)