En esta primera parte de una nota con Grupo La Provincia, el referente peronista, politólogo y escritor Julio Bárbaro, analizó los hechos más destacados de la semana, como el acto del Frente de Todos que encabezaron Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en el Estadio Único de La Plata, y del otro lado, las figuras de Emilio Monzó y Horacio Rodríguez Larreta representando el pensamiento de la oposición.

¿Qué opina del acto que ayer volvió a unir al presidente, la vicepresidenta y los representantes del Frente de Todos en lo que intentó ser una muestra de unidad luego de un año en el poder?

Cristina ayer demostró que ella tiene un proyecto y que se lo planteó a Sergio Massa y a Alberto. Hay algunas cosas que son claras, cuando dijo “si hay un retorno al éxito económico no se la van a llevar tres o cuatro vivos”; o sea cuestionó la concentración económica, algo que el kirchnerismo nunca hizo, pero ayer Cristina sí, y esto es importante.

Revivió su lucha contra la Justicia, Alberto dijo “obedezco”; quedó como aceptando la conducción de Cristina con cierta exageración, ahí hay un pensamiento, que no es el mío, yo imaginaba una confrontación entre Cristina Kirchner y Horacio Rodríguez Larreta, y gana durante 100 años, porque criticar a Cristina es una cosa, gestar una alternativa es otra.

"Cristina ayer demostró que ella tiene un proyecto"

En esa disyuntiva es donde uno encuentra que se regodean en denunciarla, cosa que yo no denunció pero cuestionó y luego en el momento en que hay que proponer lo mandan a Emilio Monzó, que como dice una amiga mía intelectual “es el yerro ideal”; la mediocridad en estado puro. Entonces sale Monzó en todos los canales diciendo que quiere ser candidato a gobernador, en esa tontería de empleado público está el reflejo de nuestro candidato prócer Rodríguez Larreta.

En el acto de ayer lo vi a Luis Alberto Romero, personaje que nunca fue de mi devoción. De un lado está en la Argentina está revolucionarismo de ayer, que es falso, ahora sí del otro lado está Mauricio Macri con Rodríguez Larreta, somos una decadencia en estado puro.

¿Qué opta? ¿Una falsa revolución de enriquecidos, o un liberalismo exageradamente antipapa, antiperonista y antipopular que lo único que quiere aplaudir a los bancos y llevarse la que pueda? Hoy me resulta más repudiable la medianía de Rodríguez Larreta.

"Criticar a Cristina es una cosa, gestar una alternativa es otra"

¿La imagen política de Rodríguez Larreta no fue una de las más fortalecidas en esta pandemia?

Lo veo más mediocre que nunca al lado de Cristina, qué es una figura política. Del otro lado Emilio Monzó, que sería la apología del empleado público, "quiero ser gobernador para qué Horacio sea presidente", yo los miraba y decía “me toman de tonto”, a esto les gana Cristina destruyendo la Corte, jugando al póker.

La oposición no tiene conciencia de sus limitaciones. Antes de las elecciones hubo un acuerdo posible entre Sergio Massa y Mauricio Macri, ese acuerdo llegó a un punto muy avanzado, que le podría haber dado a Macri el triunfo electoral, pero lo llamaron a Durán Barba y como ese día se tenía que teñir, les dijo que eso era la pérdida de la identidad del PRO, y nos dejó a Cristina de nuevo. La decadencia es eso.

Yo no quiero que el peronismo termina siendo Cristina, menos que termine siendo Alberto Fernández, ahora sí del otro lado me lo largan al Pollo Monzó para que diga que el prócer es Larreta, les quiero avisar que esto es la final del mundo, no es un partido de los sábados, y que busquen entre las alforjas a alguien que piense, no un Monzó más un Rodríguez Larreta, porque en ese sentido estamos dejando que el kirchnerismo no lleve puestos.

"La oposición no tiene conciencia de sus limitaciones"

¿A la oposición mayoritaria, Juntos por el Cambio, le falta política?

El radicalismo tendría que asumir su historia, porque el radicalismo es la política y los ricos aguerridos son antipolítica, entonces tienen un problema con el Papa, con la religión, con el peronismo, porque en rigor los tipos se afanan lo que hay, sienten que además pueden disfrutar de haber aplastado a los pobres, es modelo yankee. El vencedor es vencedor dos veces, una porque disfruta del poder, y otra porque disfruta de haber aplastado a quién derrotó, eso es modelo yankee.

Entonces los tipos salen todos contra el Papa porque les dice “recuerden que hasta los ricos se mueren”, cosa muy molesta, no hay una eternidad en la escritura, y el segundo tema es que el egoísmo no es una virtud, entonces un europeo, un socialdemócrata, generan riqueza pero integran a los caídos, esto es un modelo. Y está el otro modelo que son los nuestros, los Rodríguez Larreta que son nietos de Trump.

"El radicalismo tendría que asumir su historia porque los ricos aguerridos son antipolítica"

Yo digo, si le sacan el odio al peronismo y al Papa ¿les queda algo en la cabeza? porque no se puede elegir un odio como suplente de una idea. Este hecho de ser sólo el antiperonismo... Yo fui amigo de (Jorge) Fernández Díaz, si le dicen no nombres al peronismo por dos meses, ¿qué hace? ¿Toca la guitarra, aprende japonés?

Se pelean con Cristina, y Cristina los tienes junados, Cristina no es peronista, Alberto no es nada.

"Si les sacan el odio al peronismo y al Papa, ¿les queda algo en la cabeza?"

Si Cristina no es peronista, ¿qué es?

Es una conciencia del poder. Cuando estaban los milicos aplaudía a los milicos ¿o alguna vez hizo algo por los derechos humanos? Es como (Eugenio) Zaffaroni, un oportunista, ¿Qué es Horacio Verbitsky? un oportunista. Lo que tenemos es un partido de oportunistas, en el gobierno y en la oposición. Cómo somos una decadencia y sólo se vive en el poder político, si hay algo que une a unos y a otros son los negocios del poder