La diputada del Parlasur y vicepresidenta de la Unión Cívica Radical (UCR) María Luisa Storani reiteró hoy el pedido a Fabián "Pepín" Rodríguez Simón para que se presente ante la justicia argentina, tras haber sido declarado en rebeldía por no presentarse a prestar declaración indagatoria en una causa en la que se lo acusa por supuesta extorsión.

"Siempre le voy a pedir que se presente en la Justicia argentina", dijo Storani en declaraciones a Radio 10, luego de que ayer la Comisión de Presupuesto y Asuntos Internos del Parlamento del Mercosur, reunida de manera virtual, votara un dictamen de mayoría que propone expulsar de ese cuerpo al parlamentario de Cambiemos, declarado en rebeldía por la justicia argentina.

Storani recordó que, a principios de este mes, Rodríguez Simón se presentó sorpresivamente en la sesión del Parlasur en Montevideo, momento en el que fue abucheado por la gran mayoría de los parlamentarios presentes.

"Yo pido la palabra. Soy vicepresidente de la UCR a nivel nacional, y le pido encarecidamente que se presente a la justicia Argentina", contó sobre ese día y agregó: "Le hemos reclamado que pida licencia hasta tanto su situación se esclarezca y que no nos someta a todos nosotros a una situación tan irregular".

La dirigente radical recordó además que "tenemos estado de derecho" en el país, "que nos ha costado mucho conseguirlo" y no hay excusa para estar fuera de la ley.

También, explicó que no tuvo oportunidad de hablar con el parlamentario macrista en forma privada ese día porque "se retiró de la sesión en ese momento", luego de las palabras de la radical. "Fue sorpresivo que apareciera después de tanto tiempo", remarcó.

Storani insistió en su pedido de esa sesión: "Siempre le voy a pedir que se presente en la Justicia argentina", aseguró.

En tanto, consideró que la clase política "tiene que tener una conducta ejemplar, sino son caldo de cultivo para los Milei", en referencia al economista liberal devenido en político, Javier Milei.

"Nadie tiene coronita", dijo por último y sostuvo que "la cuestión es que se respeten las instituciones".

El tema deberá ahora ser tratado por el plenario del parlamento regional donde, para poder materializarse, el dictamen de mayoría deberá reunir las dos terceras partes de los votos, según explicaron a Télam fuentes de ese órgano.

Con siete firmas de los diez parlamentarios presentes en la reunión de Comisión de ayer, el dictamen impulsado por el Frente de Todos se impuso sobre el dictamen en minoría -que obtuvo solo dos firmas- que proponía su permanencia en el cuerpo, mientras hubo una abstención. (Télam)