El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, anunció hoy que a partir del lunes los padres y tutores decidirán si envían a sus hijos a las escuelas para que tengan clases presenciales o si reciben enseñanza de forma virtual, en el contexto de las medidas anunciadas para contener la propagación de casos de coronavirus.

En declaraciones a la prensa, el mandatario remarcó que las escuelas de la provincia permanecerán abiertas y reconoció que "el sistema de salud está en tensión" por la suba de casos que se verificó en las últimas semanas.

"Si continuamos así, vamos a llegar al estrés, que significa colapso", apuntó Rodríguez Saá, quien informó que la curva de contagios sigue en ascenso en todo el territorio provincial.

Al respecto, el gobernador sostuvo que la duplicación de la cantidad de casos es cada 37 días, y la razón de crecimiento que tiene un límite de 1.2 para no ser de riesgo ahora es de 2.4, mientras se registran 1569 casos cada 100 mil habitantes.

"O sea que hemos superado todos los índices y somos considerados una provincia de riesgo. No hay momento de más tensión en el sistema de salud que el que estamos viviendo", subrayó.

En varios tramos de sus declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno provincial, Rodríguez Saá sostuvo que no va a realizar ningún otro anuncio que el referido al sistema educativo, "ya que las medidas restrictivas provocan grietas y son inconducentes".

Informó que hoy en la provincia puntana se procesaron 6.834 muestras, registrándose 1.156 nuevos casos positivos, de los cuales 716, o sea el 61%, corresponden a la ciudad de San Luis y el resto se distribuye en la mayoría de los municipios del interior.

Añadió que desde el inicio de la pandemia hasta hoy se contabilizan 37.868 casos, se han dado 31.008 altas, han fallecido 469 personas, se encuentran activos 6.391 casos, de los cuales hay 44 internados en terapia intensiva y 38 requieren asistencia respiratoria mecánica.

Puso énfasis en señalar que "actualmente el 76 % de los enfermos tienen entre 19 y 49 años porque es el grupo social más activo".

La asistencia optativa a clases desde el lunes y la restricción de circular entre las 20 y las 6 de la mañana son las principales medidas asumidas por el Ejecutivo puntano con el propósito de reducir el número de contagios.

También se suman las restricción horaria de 6 a 19 para los locales comerciales y gastronómicos, --que pueden funcionar con una capacidad de hasta un 30 por ciento-- y la prohibición de actividades recreativas, culturales y religiosas.

También están cerrados los parques y espacios públicos provinciales, museos, no hay actividades deportivas federadas y no federadas y tampoco encuentros físicos grupales y deportivos en espacios cerrados y está prohibido el funcionamiento de peloteros.

Los empleados de la administración pública provincial realizan trabajos virtuales y están permitidos los encuentros esenciales en casas de familia con una presencia máxima de diez personas.

Estas medidas regirán hasta el 30 de abril. También se suspendieron las fiestas patronales del Cristo de la Quebrada y Nuestro Señor de Renca, que son los mayores encuentros religiosos de la provincia que se concretan el 3 de mayo. (Télam)