La diputada nacional del Frente de Todos por Río Negro, Ayelén Spósito, médica de profesión, aseguró hoy que decidió incorporarse como refuerzo al Hospital de San Antonio Oeste de su provincia, ante la gravedad de la situación epidemiológica del país y comparó la política con la medicina, al sostener que "la política es transformadora y la medicina también, porque permite ayudar a los vecinos".

Spósito, médica generalista, se sumó como refuerzo al equipo de profesionales del Hospital Aníbal Serra de la localidad de San Antonio Oeste, que se encuentra con la totalidad de las camas ocupadas y con pacientes en los pasillos de la guardia del nosocomio.

Ante esa situación, la diputada nacional del FDT, de 35 años, hermana mayor de 6 hermanos, se ofreció como refuerzo "al trabajo que realizan" sus "compañeros".

"Lo hice al inicio de la pandemia y ahora ante esta situación preocupante me volví a poner a disposición porque me llamaron que me iban a necesitar", relató.

Tras aclarar que no pidió licencia a la Cámara de Diputados para ejercer su profesión, la legisladora precisó que no necesitaba hacerlo para "ejercer como médica" por ser "personal de salud".

Haciendo un paralelo entre la medicina y la política dijo: "Desde la política, desde los lugares que vamos ocupando podemos transformar la realidad, la política es transformadora y la medicina también te da lo grato de poder ayudar".

"Lo hice al inicio de la pandemia y ahora ante esta situación preocupante me volví a poner a disposición porque me llamaron que me iban a necesitar"

Télam- ¿Cómo fue que tomó la decisión de volver a su profesión y sumarse a los médicos que están en la primera línea de la lucha contra la Covid-19?

Spósito: Yo tengo una licencia política como médica en el Hospital. Desde que se inició la pandemia me puse a disposición. El año pasado, cuando hubo muchos casos hacía seguimiento diario de los aislados. Ayudo en lo que puedo. Este sábado, cuando volvía a mi provincia después de la última sesión me llamó la directora del Hospital y me dijo que me iba a necesitar para hacer un traslado. En nuestro Hospital tenemos una guardia pasiva pero no tenemos complejidad como terapia intensiva, así que los pacientes que lo requieran viajan a Viedma, a 180 kilómetros a General Roca, a 400 kilómetros si el cuadro es complicado.

Y así fue como el sábado me subí a la ambulancia y acepté hacer el traslado.

Ahora estoy haciendo seguimiento de pacientes de forma telefónica y si es necesario me puedo sumar a las recorridas que hacemos a diario para ver a los pacientes que tienen riesgo previo como refuerzo.

T - ¿Cómo hace para compatibilizar su profesión y su tarea como diputada, siendo profesiones tan diferentes?

AS: En realidad es complicado porque estoy viajando lo más que puedo por la provincia. Soy bastante activa. Mantengo reuniones por zoom y estamos todo el día trabajando en diferentes cuestiones. Yo creía que en este momento era necesario que cumpla con la función viendo la saturación del sistema. Hoy tenemos todas las camas del hospital ocupadas y 5 personas en los pasillos de la guardia. Sabía que frente a esta situación me iban a llamar. Tengo por suerte un muy buen equipo de trabajo en la cámara que me acompaña también.

T - ¿Como médica, como evalúa la situación epidemiológica en este momento ante el incremento de contagios de la Covid-19 producto de la segunda ola?

AS: Es muy complicado porque vemos todo lo que está pasando, sobre todo en muchas personas jóvenes con neumonía bilateral. La cantidad de camas no alcanzan. Se debe a que los adultos mayores porque están vacunados y no se complican. Eso da la pauta que la vacuna sirve no como lo que plantearon algunos que íbamos a envenenar a la población.

Está demostrado que la vacuna sirve y me pone feliz que recibamos vacunas. También hay que destacar el comportamiento en general de la sociedad

T. ¿Cuándo cree que se puede amesetar la curva de casos?

AS: Lo fundamental es seguir avanzando con la vacuna porque es lo que nos va a permitir disminuir la gravedad de las internaciones.

T. Si tuviera que optar entre sesionar en la Cámara de Diputados o quedarse en su provincia reforzando el sistema de Salud, ¿que decisión tomaría?

AS: Si me lo aceptan en la cámara, sesionaría de forma remota aunque esté en la guardia. Si me lo permiten, porque hay que pedir permiso especial a la cámara, lo haría pero esperemos que no se llegue a esa situación.

T- ¿Qué cree que la llevó a elegir dos profesiones tan diferentes?

AS: Me lo pregunto todos los días. Amo las dos profesiones. Siempre fui una militante. Creo que desde la política, desde los lugares que vamos ocupando podemos transformar la realidad, la política es transformadora y la medicina también te da lo grato de ayudar a vecinos y también puede transformar.

Ambas profesiones me generan mucha gratitud, quizá la política está más expuesta siempre pero son dos profesiones que cualquiera de la que haga me voy a encontrar feliz de hacerla. (Télam)