Mariela Coletta, dirigente del espacio Evolución Radical, quien esta semana se convirtió en la primera mujer en presidir la UCR porteña por votación unánime de sus afiliados al frente de una lista de unidad, opinó que "romper esa barrera es un orgullo" y destacó que hacia adelante lo importante será "comprometerse para que más mujeres lleguen" a ocupar ese tipo de cargos partidarios.

En diálogo con Télam, la nueva titular del Comité Capital de la UCR dijo que buscará que su partido sea "una voz muy firme en la coalición" de Juntos por el Cambio, y que sus primeras acciones serán modificar la carta orgánica para que en las próximas elecciones internas haya boleta única y puedan votar los mayores de 16 años, como rige a nivel nacional.

"Que no hayan podido votar los mayores de 16 queda viejo para el sistema electoral, porque a nivel nacional los chicos votan. Esa es una modificación prioritaria", adelantó Coletta, que empezó su militancia en el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA en 2008.

"El otro punto es incorporar la boleta única papel para las internas, porque lo hace más participativo, transparente y económico", siguió la dirigente, de 31 años y madre de una beba.

En ese sentido, consideró que ese también sería "el mejor modo de votar a nivel nacional, pero para exigirlo es coherente que primero empecemos por casa, hacia adentro del partido".

Contadora de profesión, Coletta integra Evolución Radical, el sector que conduce el senador nacional por la Ciudad Autónoma Martín Lousteau (Juntos por el Cambio) y se formó en la militancia universitaria al lado del diputado nacional Emiliano Yacobitti (UCR-CABA).

"Vimos que las cosas que criticamos desde Evolución fueron muy tenidas en cuenta y la Ciudad las tomó. Vamos a mantenernos en ese trabajo de ser una voz muy firme en la coalición, que sea escuchada, y respetada", planteó la flamante titular del Comité Capital del radicalismo sobre el vínculo de su espacio político con el PRO y la Coalición Cívica en la CABA.

Auditora General de la Ciudad desde 2015, Coletta sostuvo que a nivel nacional buscan ser "una alternativa capaz de ganar y gestionar" y que además "levante la voz hacia adentro de una coalición amplia, como la que hay en la Ciudad, y también hacia afuera" .

"El partido se quedó en un lugar cómodo, legislativo, de perfil bajo, y lo que estamos buscando es renovarlo, hacerlo más fuerte", remarcó.

Así lo había expresado también en su discurso de asunción el martes último, en el que llamó a "revolucionar el radicalismo" desde adentro, a modernizarlo, a convocar a nuevas generaciones y a dar el ejemplo de funcionamiento democrático.

Sobre su condición de primera mujer en presidir la UCR porteña, señaló: "Pensar que en casi 130 años de historia y jamás una mujer había ocupado esta lugar".

"Romper esa barrera es un orgullo, pero lo importante no es haber llegado sino lo que puede hacer una mujer desde ese lugar, y comprometerse para que más mujeres lleguen", afirmó a Télam.

Coletta consideró que el partido "venía trabajando mucho" en temas de género, y opinó que su elección fue fruto de eso.

"Este año las listas del partido y la mesa directiva se eligieron con paridad de género y el año pasado todo el radicalismo recibió la capacitación que armó la UBA sobre la Ley Micaela", detalló en referencia a la capacitación obligatoria en violencia de género para los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial que lleva el nombre de Micaela García, joven entrerriana de 21 años, militante del Movimiento Evita, que fue víctima de femicidio.

Además, Coletta recordó que en una convención reciente de la UCR se votó por unanimidad "encomendar a las autoridades nacionales que voten a favor del aborto".

Consultada sobre sus próximos pasos, la dirigente radical prometió "continuar en ese camino", en alusión a la profundización de la igualdad, para que en el futuro "no hagan falta esas medidas y que de manera natural un montón de mujeres valiosas del partido puedan llegar". (Télam)