Una sesión conjunta de diputados y senadores provinciales de Santa Fe removió hoy del cargo de director del Organismo de Investigaciones (OI) a Marcelo Sain, quien hasta marzo pasado fue ministro de Seguridad del Gobierno de Omar Perotti, desde donde motorizó causas que involucran a legisladores.

Sain fue removido del cargo que había obtenido por concurso, por "mal desempeño" al ser acusado de llevar adelante actividades "proselitistas" desde su función en el OI, una suerte de policía judicial que depende del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Según informaron fuentes legislativas, votaron por la afirmativa 12 senadores y 38 diputados, mientras que por la negativa lo hicieron 4 y 9 respectivamente.

Enfrentado a la oposición y a senadores del oficialismo, Sain fue sometido a juicio político tras dejar su cargo de ministro de Seguridad. El procedimiento devino abstracto pues se inició cuando ya había renunciado.

El exministro retornó entonces a su puesto como director del OI, que había obtenido por concurso, y en el que tuvo licencia durante su desempeño como ministro de Seguridad. Desde allí motorizó investigaciones contra el juego clandestino y "cuevas" financieras en las que presuntos narcos locales cambiaban pesos por dólares ilegales.

La Legislatura inició un procedimiento para removerlo por incompatibilidad, pero fue frenado por la Justicia.

Click to enlarge
A fallback.

El mes pasado el senador radical Lisandro Enrico inició un nuevo procedimiento para sacarlo, esta vez basado en el artículo 89 de la Constitución santafesina, que establece que "los miembros del Poder Judicial no pueden actuar de manera alguna en política".

El senador fundó su planteo en una serie de tuits de Sain y afirmó que "sigue siendo una persona que tiene participación política, lo demuestra claramente y esto lo certifiqué con escribano público sobre sus redes sociales".

En su defensa ante la Legislatura, Sain sostuvo: "No hago proselitismo, reivindico la lucha contra la mafia y hay actores de la Legislatura que, si no son mafiosos, se parecen mucho. Yo hago investigaciones y esas investigaciones duelen".

Agregó: "Todos saben muy bien que soy peronista y todos saben bien que otros funcionarios judiciales, antes de participar del concurso, eran de la UCR o del Socialismo".

"Acá el problema no es un tuit; es que soy director de la policía judicial, que participa en investigaciones que comprometen estructuras criminales con fuerte protección institucional, incluidos algunos de los legisladores aquí presentes", dijo.

Tras el dictamen por su destitución la sesión conjunta de la Legislatura votó hoy finalmente la remoción del funcionario. A la vez, fue inhabilitado por diez años para volver a ocupar cargos para el MPA. (Télam)