La agrupación de vecinos "Parque Chacabuco No a las Torres" celebró hoy la resolución judicial que frenó "todo tipo de construcción" en un predio de ese barrio porteño, donde el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta había autorizado hacer edificios de hasta 21 pisos.

"Es un momento de mucha felicidad porque sabemos que nuestros reclamos fueron escuchados", dijo a Radio Télam Analí López Almeyda, integrante del Colectivo "Parque Chacabuco No a las Torres".

López Almeyda se refirió de ese modo a la resolución del juzgado de primera instancia en lo contencioso administrativo y tributario N° 11 de la Ciudad de Buenos Aires, la cual se suma a otros dos fallos recientes de la justicia porteña que también resultaron adversos para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA).

Uno de ellos impugnó, el viernes último, el convenio urbanístico entre la administración de Rodríguez Larreta y la empresa IRSA para construir un nuevo barrio en la Costanera Sur y, el otro, emitido el mes pasado, suspendió las obras del parque lineal sobre la avenida Honorio Pueyrredón, en el barrio de Caballito.

En el caso de Parque Chacabuco, la resolución hizo lugar a una medida cautelar presentada por los vecinos en septiembre de 2021, "luego de constatar la presencia de proyectos de construcción de megatorres en un barrio de casas bajas", informó la agrupación en un comunicado.

En la presentación, los vecinos argumentaron que de concretarse las obras "se determinaría un claro desconocimiento al derecho a la salud y al ambiente, teniendo en cuenta que ello derivará en la falta de provisión de servicios públicos suficientes y afectará el acceso de las casas aledañas a la luz natural, a la vez que producirá una grave afectación a la fisonomía e identidad histórica del barrio".

López Almeyda explicó a Télam que la resolución de la jueza Andrea Dans hizo "hincapié en una gran irregularidad de este emprendimiento", ya que, para obtener el permiso de obra, sus desarrolladores "presentaron una declaración jurada falsa donde decían que se había realizado la demolición del lote donde quieren construir y que no habían encontrado asbesto".

Aunque celebraron la resolución de la jueza, los integrantes de este colectivo barrial afirmaron que mantienen el "estado de alerta en la continuidad de la causa judicial para llegar a una solución definitiva que ponga fin al avance de los desarrolladores inmobiliarios en detrimento de calidad de vida de los porteños y las porteñas".

"Sabemos que van a apelar, y si bien el grupo de vecinos y vecinas está muy conforme y con mucha alegría con este fallo, sabemos que tenemos que seguir atentos y atentas con los pasos que siguen", dijo López Almeyda.

La medida cautelar de los vecinos fue acompañada por el legislador porteño del Frente de Todos Javier Andrade.

(Télam)