El ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, sostuvo que "la judicialización de la política frenó un programa que salvaba vidas" en relación al plan Qunita, luego de que ayer la justicia sobreseyera por "inexistencia del delito" a todos los procesados en la causa que investigó supuestas irregularidades en la provisión de kits para recién nacidos.

"Hasta esa denuncia, el programa había disminuido la mortalidad infantil en un 8,5%. La judicialización de la política frenó un programa que salvaba vidas. Hoy, el Poder Judicial confirmó que no hubo delito y archivó la causa", publicó anoche en su cuenta de Twitter el ministro del Interior.

En una serie de tuits publicados en su cuenta oficial, De Pedro apuntó contra la diputada nacional Graciela Ocaña (Juntos por el Cambio) porque fue la autora de la denuncia judicial que "paralizó el programa".

"Hace exactamente 6 años, Cristina Kirchner presentaba en Tecnópolis el plan Qunita, una política pública para disminuir la mortalidad infantil por colecho", escribió el ministro.

Luego, señaló: "Poco después, una falsa denuncia de Graciela Ocaña, como las que acostumbra hacer, paralizó el programa".

"Hasta esa denuncia, el programa había disminuido la mortalidad infantil en un 8,5%. La judicialización de la política frenó un programa que salvaba vidas", remarcó el funcionario nacional que destacó: "Hoy, el Poder Judicial confirmó que no hubo delito y archivó la causa".

De Pedro concluyó: "Pesará sobre su conciencia tamaña maniobra de especulación electoral y persecución judicial, que le costó la vida a miles de bebés de las familias más humildes de la Argentina".

Ayer, el Tribunal Oral que debía juzgar a 18 procesados por supuestos delitos en el llamado "Plan Qunita" de provisión de kits para recién nacidos sobreseyó a todos los acusados, al hacer lugar a un pedido fiscal por inexistencia de delito.

La decisión de los jueces del Tribunal Oral Federal 8 benefició a exfuncionarios kirchneristas como Aníbal Fernández, Daniel Gollan y Nicolás Kreplak -estos dos últimos actuales autoridades de Salud bonaerenses-, entre otros y a empresarios que proveyeron los insumos para el kit, según el fallo al que tuvo acceso Télam.

Los jueces Adrián Grunberg, José Michilini y Ricardo Basílico ordenaron además levantar los embargos que había dictado en el caso el fallecido juez federal Claudio Bonadio.

El Tribunal resolvió dictar los sobreseimientos luego de un dictamen de la fiscal de juicio Gabriela Baigún, a favor hacer lugar a la excepción de falta de acción por inexistencia de delito. (Télam)