La III Asamblea Continental de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)-Movimientos tuvo hoy su tercera jornada de debate sobre los principales desafíos de los movimientos populares de la región en el mediano y largo plazo, como "la lucha contra la desigualdad", "la defensa de la democracia" y "la soberanía de los pueblos".

Uno de los principales puntos de las deliberaciones estuvieron relacionadas con "la profundización de la articulación entre los pueblos hermanos para construir un sistema solidario frente al capitalismo", según indicaron los organizadores de este encuentro.

En este sentido, Wilman Sarango, de la Confederación de Pueblos Organizaciones Indígenas Campesinas Ecuador FEI, recordó la lucha de los pueblos campesinos contra el sistema colonial y republicano durante 530 años.

"Los pueblos originarios venimos resistiendo la lucha por recuperar nuestras tierras que fueron arrebatadas por los conquistadores", manifestó en un panel sobre propuestas de los movimientos populares", remarcó Sarango.

En tanto, el secretario operativo de ALBA Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA TCP), Sacha Llorenti, aseguró que "la desigualdad es una de las amenazas a la humanidad" y frente a este desafío, consignó que "si no apuntamos a cambiar los mecanismos de producción capitalista, no vamos a cambiar las condiciones estructurales de este sistema".

Más tarde, Camille Chambers, de la Asamblea Pueblos del Caribe, consideró que "hay una puja muy importante pero el imperialismo no puede controlar el Caribe gracias a la revolución cubana y a la revolución bolivariana".

En ese sentido, Chambers llamó a la unidad de los movimientos de Latinoamérica y el Caribe, e instó a defender a los gobiernos progresistas de la región.

"Ratificamos que la defensa de la democracia y la soberanía de los pueblos nos debe seguir encontrando, pero debe desafiarnos más que sólo la defensa de la democracia. Necesitamos que la democracia se exprese en nuestros territorios", apuntó el referente de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas (CSA) y de Jornada por la Democracias y Contra el Neoliberalismo, Iván González.

Por su parte, la integrante de la Asamblea Internacional de los Pueblos y del Partido Socialista de Zambia, Jo Anderson, señaló que "el neoliberalismo ha demostrado que no puede resolver los problemas de los pueblos".

Según informaron a Télam voceros de prensa de este encuentro multisectorial, la III Asamblea Continental de ALBA Movimientos, que comenzó a sesionar el miércoles, proseguirá mañana en la sede del Centro Recreativo Nacional (Cerena) "Presidente Néstor Kirchner", ubicado en la Avenida Ingeniero Fernández García s/n, en la localidad bonaerense de Ezeiza.

La última jornada contará con el panel de cierre "Propuestas e iniciativas del campo popular para transformar el mundo" y se desarrollará a partir de las 15 horas con la presencia del secretario general de la UTEP, Esteban "Gringo" Castro; el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois; la dirigente peruana Zaira Arias; la legisladora de CABA, Ofelia Fernández y el viceministro de Relaciones Exteriores de Venezuela para América del Norte, Carlos Ron, entre otros.

Asimismo, los organizadores anunciaron que el 1º de mayo participarán de la marcha por el Día del Trabajador, que tendrá su epicentro en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio, en la Ciudad de Buenos Aires.

El encuentro multisectorial contó con la participación de más de 250 delegados y delegadas de 23 países de Nuestra América, y abrió el debate sobre 4 ejes estratégicos de ALBA Movimientos: Unión e Internacionalismo; Batalla Ideológica y de Descolonización; Defensa de la Madre Tierra, Economía Popular, Democratización y Poder Popular; y Feminismo Popular.

ALBA Movimientos es una articulación continental que reúne a más de 400 organizaciones rurales, campesinas, feministas, indígenas, urbanas y estudiantiles de América Latina y el Caribe.

(Télam)