La fiscal general de la Ciudad, Gabriela Baigún, dijo hoy que recibió "una reprimenda" de parte del procurador general de la Nación, Eduardo Casal, luego de que ella y otras fiscales mantuvieran una reunión con el ministro de Justicia, Martín Soria.

En diálogo con Futurock FM, la fiscal explicó que junto a fiscales mujeres de todo el país aceptaron reunirse con Soria para discutir perspectivas de género.

"Recogimos el guante mujeres fiscales de todo el país, de todas las ideologías", sostuvo la funcionaria.

"Fue una reunión que duró dos horas, la calificaría como muy fructífera. Nos encontramos con un ministro (por Soria) que realmente le importaba la perspectiva que planteamos", agregó Baigún, quien detalló que muchas otras organizaciones de fiscales y magistrados se reunieron con el funcionario en el marco las reformas de la ley de Ministerio Público Fiscal.

La funcionaria contó que poco después se enteró que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y Florencia Arietto, dirigente de su espacio, presentaron una denuncia contra las fiscales reunidas con Soria.

"Tenemos que hacer anualmente un informe anual de gestión, en el que planteamos todo lo que hicimos y proponemos. Y al final proponemos las reformas legislativas necesarias. En la denuncia dicen que las propuestas las tendríamos que hacer hecho a través de esos informes de gestión", explicó la fiscal.

Entonces contó que "el procurador (por Casal) desestimó la denuncia con muy buen tino, pero nos hace una recomendación" asociada al contenido de la misma.

"Aprovechó para darnos un buen tirón de orejas, para decirnos que primero pasemos por su oficina" antes de mantener reuniones vinculadas al área, dijo la funcionaria que manifestó que "eso nunca pasó" porque los ministros suelen reunirse con funcionarios judiciales por temas de trabajo conjunto.

"Las reuniones son una cosa normal, la ministra Bullrich se reunía con fiscales como ministra de Seguridad", se mostró extrañada Baigún.

También explicó que posteriormente se aprobó una resolución de la Procuración donde "prohíben derechos básicos como reuniones contra las autoridades", algo que son "derechos básicos para todos ciudadanos".

"El trato siempre fue muy correcto, es una persona muy correcta con muchos años en la Justicia, por eso me llamó la atención el contenido de la resolución", dijo Baigún sobre Casal, y remarcó que con Soria se trataron "cuestiones técnicamente y expresamente de género" de las que "Casal ya está al tanto". (Télam)