El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseveró hoy que "la educación pública nos salva, nos cambia y nos transforma" y dijo que el macrismo "no sólo vendió globitos de colores, sino que endeudó a la Argentina", al inaugurar un colegio secundario en el municipio de Pilar, con lo que el total de edificios escolares abiertos asciende a 95 desde que asumió su gestión.

"Son chicos y chicas que van a tener un presente y un futuro mejor", dijo el mandatario durante el acto, en el que estuvo acompañado por el intendente Federico Achaval, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk y el director General de Cultura y Educación, Alberto Sileoni.

En su discurso, el gobernador planteó que "los y las jóvenes son el presente de la Argentina y de la provincia", les pidió "que ayuden ahora a transformar la provincia porque su tiempo es ahora" y les propuso que "luchen por lo que es de ustedes".

En ese marco, recalcó que el edificio inaugurado es "producto de la lucha por la educación pública que se dio durante el gobierno anterior" y añadió: "La educación pública está hecha de estos edificios, pero también de maestros, directivos, auxiliares y, sobre todo, de los pibes y pibas de la provincia".

La Escuela Secundaria N°20 inaugurada hoy cuenta con seis aulas para 477 vacantes y las obras fueron retomadas después de que el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal las paralizara tras perder las elecciones.

La Escuela Secundaria N°20 inaugurada hoy cuenta con seis aulas para 477 vacantes

"Esta es la octava escuela nueva que estamos inaugurando en la ciudad. Venimos de una época donde les prometieron de todo a los bonaerenses y argentinos", dijo Kicillof en ese sentido y analizó que "era un mundo de publicidad y marketing, en el que se hablaba de la revolución de la alegría, de construir 3 mil jardines, crear educación y trabajo".

"Venimos de una época de spots publicitarios y promesas. Hubo quienes depositaron esperanzas y creyeron en eso, que fue traicionado. A los neoliberales les encanta hablar de lo importante que es la educación, pero cuando les tocó gobernar, dejaron menos escuelas de las que había", prosiguió.

En ese contexto, criticó que "no sólo no abrieron nuevas, sino que cerraban las escuelas donde no les daba la ecuación económica: escuelas rurales, del delta y jardines" y opinó que se trató de "una época mentirosa".

Las obras fueron retomadas después de que el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal las paralizara tras perder las elecciones

"No sólo vendieron globitos de colores, sino que endeudaron a la Argentina. Nos volvieron al Fondo Monetario Internacional, que nunca trajo nada bueno a este país. Sabíamos que no iba a ser fácil, y eso que no sabíamos que habría pandemia y guerra", expuso Kicillof.

Consideró que el macrismo "tenía la plata para hacer esta escuela, pero paró la obra", reflexionó que "en el gobierno anterior no faltó plata, había un montón" sino que "el problema es dónde están las prioridades, que viene primero, qué se hace con los recursos y de qué se ocupa un gobierno".

"Esa plata, así como entró a la Argentina, se la fugaron. Se la dieron a los ricos y a los especuladores, pero no hicieron rutas, escuelas, ni asfalto. Gobernador para su grupo", resaltó y apuntó que "se trata de tener decisión política: nosotros no prometimos en campaña, porque entendimos que teníamos un pueblo agotado de promesas, y ahora estamos inaugurando la octava escuela del distrito".

"Hechos y no palabras, realidades y no marketing. Nos ocupamos del tipo que labura y lo necesita", concluyó Kicillof.

(Télam)