La Dirección Nacional Electoral (DINE), que depende del Ministerio del Interior, informó que hoy "se completó con éxito" el último simulacro general electoral previo a las PASO del 12 de septiembre ante la presencia de dos mil apoderados y fiscales informáticos de todas las fuerzas políticas.

La directora Nacional Electoral, Diana Quiodo, destacó que la experiencia fue "muy positiva y participativa, en línea con el trabajo conjunto que venimos realizando desde hace ya tiempo con todos los partidos políticos".

"Esta fue la tercera prueba que realizamos, ya que celebramos una etapa previa funcional el 7 de agosto, donde hicimos verificaciones del funcionamiento tanto del sistema de transmisión como del de recuento", añadió la funcionaria que participó del simulacro en la sede del Correo Argentino en el barrio porteño de Barracas.

Del operativo participaron más de 20 mil personas afectadas a los procesos de prueba de transmisión, recuento y difusión de resultados electorales, según informó un comunicado difundido por el Ministerio del Interior.

"Durante la prueba se completó con éxito la transmisión y recuento de 101.378 telegramas que replicaron tanto la cantidad como las particularidades de las categorías que mostrarán las listas en todos los distritos del país durante las elecciones primarias", indicó el texto.

La secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, también señaló que el simulacro resultó "muy positivo y especial", ya que se trató de "una nueva instancia que incluyó una puesta a cero de transmisión y recuento de votos, que es producto de un intenso trabajo realizado desde el año pasado con todas las apoderadas y apoderados de fuerzas políticas del país".

Y, recordó que "desde el año pasado, junto a la titular de la DINE, Diana Quiodo, nos pusimos en contacto con todos los partidos políticos con el objetivo de conocer sus realidades y su situación institucional, e incluso hemos trabajado en la promulgación de la ley que suspendió las causas de caducidad de los partidos políticos por el contexto de pandemia, de modo que pudieran participar de las próximas elecciones legislativas sin ningún tipo de restricciones".

El ensayo involucró también a ONGs y unos 1.300 fiscales acreditados para acceder durante toda la jornada a más de 1.200 sedes del Correo Argentino y establecimientos de votación.

Según Interior, a medida que se desarrolló la prueba, "se fueron presentando las mejoras informáticas introducidas en el sistema de recuento a solicitud de los representantes de los partidos políticos que participaron en el simulacro anterior del sábado 21 de agosto".

"Comenzamos este simulacro con la participación tanto de fiscales como de apoderados y apoderadas de diferentes fuerzas, a quienes se sumaron representantes de organizaciones no gubernamentales especializadas en cuestiones electorales", apuntó García Blanco.

Por otra parte, desde Interior destacaron que se tuvieron en cuenta "todos los protocolos sanitarios propuestos para la celebración de las PASO", lo que implicó "la distribución de elementos de cuidado para el personal involucrado, además de insumos y material de protocolo preventivo en cada sede del Correo afectada a la tarea".

"La intención de la presente jornada fue simular una situación lo más cercana posible a la de una real elección. Hemos transmitido más de 101.300 telegramas desde establecimientos y sedes del Correo Argentino, tal como sucederá el 12 de septiembre", afirmó Quiodo.

Y detalló que dichos telegramas "fueron ingresados al sistema de recuento que administra la empresa Indra, para emular al máximo la situación de la elección".

Estas dos etapas del simulacro constituyen el último paso antes de las elecciones primarias, y tuvieron su primer capítulo el 7 de agosto, cuando se celebró una prueba de recuento de votos durante la cual se transmitieron más de 100 mil telegramas (un volumen similar al de las PASO), según informó desde la cartera de interior.

También se detalló que para la realización del simulacro "fueron convocados 13.663 operadores de transmisión y 2.456 supervisores en todo el territorio nacional, complementados con el accionar de 6.400 trabajadoras y trabajadores del Correo Argentino", encargados del soporte técnico, administrativo y de logística.

Además se sumaron 1.170 digitadores de telegramas abocados a la tarea de cargar estos despachos en el sistema de recuento provisorio. Mientras que comprendió la asignación de "3.826 vehículos para el traslado de kits y de operadores de transmisión a los diferentes establecimientos asignados a la celebración del simulacro".

Por último, destacaron que otra de las etapas de la prueba "consistió en la carga de datos de la totalidad de los telegramas en el sistema de recuento provisorio de resultados" para lo cual fueron montados dos centros de cómputos con instalación redundante en las sedes del Correo Argentino en Barracas y Monte Grande. (Télam)