El abogado Maximiliano Rusconi, defensor del exministro de Planificación Federal Julio De Vido, continuará esta mañana con su alegato en el juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015, y que está a cargo del Tribunal Oral Federal Número 2.

Ayer, Rusconi dio inicio a su exposición y consideró que en esta causa, en la que también está imputada la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, se violaron "todas" las garantías constitucionales y que la Fiscalía construyó "un relato" para "perseguir a un sector político".

Además, el letrado aseveró que el Tribunal tiene la "obligación procesal y ética" de absolver al exministro de Planificación Federal del kirchnerismo.

"Creemos que el Tribunal va a tener la obligación procesal, ética y constitucional de absolver a Julio De Vido", advirtió Rusconi, apenas iniciado su alegato ante el Tribunal Oral Federal 2 en el debate por supuestos delitos con la obra pública nacional en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

Rusconi pidió la absolución de su defendido y cuestionó la actuación de los jueces, fiscales y también de sectores de la prensa, a la hora de construir un "relato" sin pruebas. Todo derivó en que se ha "perdido toda la fe en el Estado de derecho", dijo.

Julio De Vido

"La sensación que nos embarga es que no tenemos ninguna expectativa lamentablemente de que el Tribunal juzgue y tome nota de la enorme violación de garantías constitucionales que ha tenido este debate", enfatizó.

El abogado sostuvo que a lo largo de casi tres años de juicio se demostró que "no ha habido ninguna irregularidad en la administración del Presupuesto Nacional" a la hora de adjudicar las 51 obras públicas cuestionadas a empresas del acusado Lázaro Báez.

Los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola "decidieron ir por el camino del relato, construido artificialmente para perseguir a un sector político"

El abogado tuvo un cruce con Rodrigo Giménez Uriburu, juez integrante del TOF 2 junto a Jorge Gorini y Andrés Basso.

El letrado había recordado poco antes que Giménez Uriburu mostró en la audiencia del 8 de agosto último un mate con el logo del equipo de fútbol con el que disputó al menos un partido en la quinta Los Abrojos, del expresidente Mauricio Macri.

Mauricio Macri

Giménez Uriburu respondió a ese comentario con una explicación donde rechazó algún tipo de intención de provocar con ese gesto, en medio del alegato del defensor, algo que cuestionó Rusconi como una irregularidad más en el debate.

El juicio, que se realiza a través de la plataforma Zoom, seguirá hoy y el viernes será el turno del también procesado exsubsecretario de Obras Públicas de la Nación Abel Fatala.

El lunes de la próxima semana se prevé el inicio del alegato de la defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien recibió un pedido de condena de 12 años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

En el juicio se debaten las supuestas maniobras para beneficiar al empresario Lázaro Báez con adjudicaciones de obra pública nacional y otras presuntas irregularidades a través de la firma "Austral Construcciones". (Télam)