La Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A) se declaró hoy en "estado de asamblea permanente", reclamó la implementación del Salario Básico Universal y aseguró que de "no tener una respuesta satisfactoria" por parte del Gobierno habrá una Jornada Nacional de Lucha el próximo miércoles 20 de julio.

"La CTA-A se ha declarado en estado de alerta y movilización", difundió la organización a través de un comunicado, en el que reclamó por la implementación del Salario Básico Universal para "terminar con el hambre de 4 millones" de ciudadanos.

En tanto, alertó que de "no tener una inmediata respuesta satisfactoria por parte del Gobierno", la central se plegará "a la decisión de las asambleas", que en el día de ayer convocaron a una Jornada Nacional de Lucha con cortes parciales de ruta en todo el país para el próximo 20 de julio.

"La CTA-A se ha declarado en estado de alerta y movilización", difundió la organización a través de un comunicado, en el que reclamó por la implementación del Salario Básico Universal para "terminar con el hambre de 4 millones" de ciudadanos.

El comunicado apuntó contra las "políticas impuestas" por el exministro de Economía Martín Guzmán como consecuencia del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al que considera causante de "una fuerte crisis económica y social".

Además, señaló que con la reciente asunción de Silvina Batakis, al frente del Ministerio de Economía, "se ha ratificado el acuerdo del FMI y la implementación de sus imposiciones", y de esa manera, "se profundiza el rumbo económico social del anterior ministro". (Télam)