La Corte Suprema de Justicia prepara un voto conjunto de tres de sus cuatro miembros para fallar en el reclamo por la quita de coparticipación que presentó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en tanto analiza una salida al conflicto de poderes planteado en el Consejo de la Magistratura.

Las vocalías de los ministros Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda trabajan en conjunto para arribar a un voto común en torno a la disputa entre Nación y Ciudad por el porcentaje de los impuestos coparticipables, informaron a Télam fuentes de la Corte.

"Cuando esté listo, se vota", señalaron en la Corte descartando que esa decisión vaya a tener lugar esta semana, como se especuló en varios medios periodísticos.

Los voceros de la Corte aclararon también que el tribunal no se dejará llevar por "presiones" externas ni por los "tiempos" de la política y que darán a conocer el fallo cuando esté listo.

En cuanto a Ricardo Lorenzetti, expresidente del alto tribunal durante casi doce años, estaría elaborando un voto propio dentro del fallo por los fondos destinados a la ciudad de Buenos Aires.

En cuanto a la otra decisión de alto impacto que se aguarda del máximo tribunal, en torno al conflicto por el lugar para la segunda minoría del Senado en el Consejo de la Magistratura, en la Corte Suprema destacan que los pliegos de los ocho legisladores que restan jurar se encuentran "en trámite".

Cuando los estamentos técnicos y políticos eligen sus representantes al Consejo envían sus diplomas a la Corte para que, una vez estudiados y analizadas las eventuales objeciones, el presidente de la Corte le tome juramento al consejero designado, última instancia antes de asumir.

En el caso de la disputa que mantienen el senador oficialista Martín Doñate y el opositor Luis Juez por la banca en el Consejo, en la Corte mencionaron que el martes pasado, cuando juraron los once consejeros técnicos, el cordobés Juez hizo una presentación ante el alto tribunal señalando la irregularidad de que el Senado elija a Doñate cuando fue objetado por el mismo tribunal que falló que no le correspondía la banca sino a un candidato de la oposición.

Sin adelantar la decisión, la Corte dio hoy una pista acerca de qué criterio podría asumir con el complejo escenario que se le plantea en torno al problema Doñate-Juez.

Entre las múltiples opciones que puede tomar la Corte para decidir sobre la banca de la segunda minoría en el Consejo, una de ellas, que hoy cobró fuerza por carriles informales, es que el tribunal tome la observación de Juez al diploma y suspenda la jura del senador Doñate hasta tanto se resuelva la cuestión en la justicia.

El fuero en lo Contencioso Administrativo rechazó en primera y segunda instancia la pretensión de Juez, por considerar que la formación de los bloques legislativos no es materia judicializable pero la Corte, contrariando este criterio, falló que la división del oficialismo fue un "ardid" para quedarse con tres de los cuatro lugares que le corresponden al Senado en el Consejo.

Ahora los cuatro ministros de la Corte enfrentan el desafío de resolver el conflicto de poderes, ya que el senado ratificó la elección de Doñate, y a su vez sostener que los fallos deben cumplirse, aún cuando hay elementos para sostener que el alto tribunal se entrometió en facultades propias del Poder Legislativo, vulnerando la división de poderes.

Sumando al escenario de creciente tensión política, hoy el senador Juez denunció penalmente a la vicepresidenta, y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner por el delito de "resistencia o desobediencia" a un funcionario público, en este caso, a la decisión de la Corte en favor de su lugar en el Consejo. (Télam)