La Corte Suprema de la Nación anuló el fallo que concedió un recurso extraordinario contra la condena a prisión perpetua a la que fue condenado uno de los responsables de la denominada “Masacre de Trelew”, ocurrida en 1972, en la que un grupo de presos políticos fueron fusilados en sus celdas en una base de la Armada.

El máximo tribunal sostuvo que cuando la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) aceptó el recurso “no efectuó un análisis circunstanciado” del planteo de la defensa del ex cabo primero Carlos Amadeo Marandino sobre si el fusilamiento de detenidos en una base militar fue un delito de “lesa humanidad”.

El ex suboficial de la marina fue condenado, entre otros, como coautor de homicidio con alevosía de 16 personas y tentativa del mismo delito contra otras tres, hecho registrado el 22 de agosto de 1972 en la base Almirante Zar de esa ciudad de la provincia de Chubut.

La Corte afirmó que, al habilitar el recurso extraordinario, la Sala III de la CFCP, la concesión parcial del remedio federal empleó un fundamento “genérico” que “resulta inhábil para formar convicción acerca de la configuración de algún supuesto que justifique la intervención” del máximo tribunal.

“Tampoco el fallo se sustenta en una mayoría de opiniones sustancialmente coincidentes sobre la cuestión federal en que se funda la concesión parcial” del recurso extraordinario, consignó la resolución firmada por los ministros Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y el presidente Carlos Rosenkrantz, éste con fundamentos propios.

La causa por la “Masacre de Trelew” fue reabierta en 2006 y seis años después fueron condenados, además de Marandino, el contraalmirante Horacio Mayorga, el ex jefe de la Base Roberto Horacio Paccagnini, el capitán Jorge Del Real, el capitán Luis Sosa -a quien se sindica como uno de los ejecutores e ideólogos del plan- y el capitán de Navío Jorge Enrique Bautista.

Mientras la causa estaba a estudio de la Corte fallecieron Del Real y Sosa, por lo que la apelación que las defensas habían presentado fue declarada “abstracta” y se confirmaron sus sobreseimientos por “extinción de la acción penal”.

En octubre de 2019, luego de 47 años fue detenido en Miami el teniente retirado de la marina Guillermo Bravo, acusado de disparar contra los detenidos. (Télam)