La Comisión Nacional Interministerial en Políticas de Salud Mental y Adicciones (Conisma) realizó hoy una reunión extraordinaria en la Casa de Gobierno, donde se expuso la puesta en marcha de una serie de políticas públicas destinadas al cuidado y atención de la salud mental y los consumos problemáticos de la población, para cuya implementación se ampliará el presupuesto del Ministerio de Salud en 4 mil millones de pesos destinados a Salud Mental.

La ministra de Salud y secretaria ejecutiva de Conisma, Carla Vizzotti, presidió el encuentro donde se destacó que el cuidado de la salud mental desde una perspectiva de derechos, con base comunitaria, libre de violencias y desde el respeto de las diversidades, es una prioridad para el Gobierno Nacional en el marco del complejo proceso de recuperación del bienestar psicosocial y del fortalecimiento de los lazos comunitarios, según se informó en un comunicado.

"De la misma manera resulta fundamental el involucramiento de la sociedad en este desafío, a través de la empatía y la inclusión, y es por eso que se impulsará un enfoque comunitario de la atención de las personas con padecimientos de salud mental", expuso Vizzotti durante la reunión.

Luego de la reunión, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, subrayó la "decisión política del Gobierno nacional de abordar integralmente, y desde la perspectiva de derechos humanos, la salud mental y los consumos problemáticos" y añadió que "los servicios de justicia tienen un rol importante a lo largo y a lo ancho del país para evitar violaciones de derechos en instituciones mentales".

"Es por esto que, en octubre del año pasado, desde el Ministerio de Justicia impulsamos un acuerdo con las Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las provincias por el cual llevaremos adelante capacitaciones en materia de salud mental para las y los operadores judiciales", añadió el ministro.

Durante el encuentro se expusieron los principales lineamientos de la estrategia federal de abordaje integral de la salud mental y un paquete de políticas, para cuya implementación se ampliará el presupuesto del Ministerio de Salud en 4 mil millones de pesos destinados a Salud Mental, informó la cartera de Justicia en su página web.

A la vez, se transferirán fondos a las provincias conforme al uso de las prestaciones de salud mental en el marco del Programa Sumar que actualmente dispone de un total de 31 prestaciones,11 nuevas en la línea de cuidado Covid-19.

Los lineamientos fueron trabajados con las 24 jurisdicciones en pos de crear dispositivos de cuidados de la urgencia y guardias interdisciplinarias 24 horas, y en lo que respecta a todos los hospitales nacionales se realizará la implementación siguiendo el modelo del Hospital Nacional Laura Bonaparte, especializado en salud mental y consumos problemáticos.

A su vez, se informó que se ampliará el sistema de la red asistencial por Telemedicina para realizar interconsultas profesionales en el abordaje de casos complejos en las provincias que convenien con la Estrategia.

Por otra parte, se comunicó la decisión de duplicar la cantidad de efectores del primer nivel de salud que recibirán Botiquines Remediar Salud mental, llegando, en una primera etapa, a 350 en todo el país.

Otra de las medidas contempladas es la incorporación de 12 nuevas Residencias Interdisciplinarias en Salud Mental (Risam) que llegarán a las 24 jurisdicciones.

Asimismo, mediante el programa "Entre varios en barrios", se creará un operativo territorial de alcance nacional con equipos interdisciplinarios de salud mental para la promoción, prevención y atención en salud mental comunitaria.

También se informó que se realizarán capacitaciones a todo el personal de la Administración Pública Nacional para el conocimiento de la Ley de Salud Mental.

La Conisma es una comisión interministerial orientada a transversalizar las políticas de salud mental, creada por la Ley nacional de Salud Mental (ley 26.657), sancionada en 2010 y reglamentada en 2013, que tiene como fin promover la sustitución del sistema basado en hospitales psiquiátricos por un sistema asentado en la atención integrada al sistema de salud general.

(Télam)