El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, dijo hoy que "es bueno saber que todas las mentiras se caen" luego de que la justicia confirmara ayer la "inexistencia de delito" y sobreseyera a exfuncionarios denunciados por perjuicio al Estado en el llamado Plan Qunita.

"Al menos se ve que hay algo de justicia porque veníamos transitando seis años pensando que no la había. Es bueno saber que todas las mentiras se caen aunque se perdió mucho tiempo, dinero, se perjudicaron miles de familias pero bueno, llega a saberse siempre la verdad", dijo el viceministro esta mañana en declaraciones a radio Diez.

Kreplak, quien se encontraba entre los procesados, formuló declaraciones luego de que ayer el Tribunal Oral Federal 1 sobreseyó por "inexistencia de delito" a todos los procesados en la causa por el Plan Qunita que investigó supuestas irregularidades en la provisión de kits para recién nacidos.

Entre los sobreseídos están, además, el exjefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, así como empresarios que proveyeron los insumos para el kit.

Kreplak recordó hoy que entre las "inconsistencias que decían, Graciela Ocaña llegó a decir que se desfondaban las cunas (que venían en el kit), cuando se trata de una cuna que va apoyada en el piso" e ironizó: "No sé, a no ser que haya un agujero negro en el piso".

En ese marco, el funcionario bonaerense calificó a la exministra de Salud como una "mentirosa profesional".

También dijo que el señalamiento de "exfuncionarios kirchneristas que hacía la prensa" sobre los procesados tenía que ver "solo con tres personas que éramos funcionarios cuando el resto de los procesados eran trabajadores de planta permanente y su vida personal también se vio afectada porque además, los que nos dedicamos a la salud, no atravesamos este tipo de situaciones".

"El plan no solo reducía la muerte súbita por el colecho sino que las madres tenían que hacer controles y eso también redujo la maternidad infantil", destacó y consideró que "si se hubiera hecho la pericia para saber si habría sobreprecio o no, la causa se hubiera caído en un año".

El Tribunal resolvió ayer dictar los sobreseimientos luego de un dictamen de la fiscal de juicio Gabriela Baigún, a favor de hacer lugar a la excepción de falta de acción por inexistencia de delito.

Esta decisión se tomó a raíz de una pericia ordenada en la llamada "instrucción suplementaria" preparatoria del juicio oral que dio como resultado que no hubo perjuicio para el Estado Nacional.

La fiscalía "entendió que la nueva prueba incorporada a la causa" permitía "descartar que la Licitación Pública Nacional nº 4/2015 hubiera generado un perjuicio económico al Estado Nacional, como así también que el procedimiento licitatorio hubiera estado direccionado en favor de las empresas adjudicatarias", recordó el Tribunal en su fallo al que tuvo acceso Télam.

Además, la fiscal mencionó que, si esos peritajes técnicos y contables que ordenó el Tribunal Oral se hubiesen realizado durante la investigación del caso, éste no habría llegado a etapa de juicio. (Télam)