El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, advirtió hoy que "es muy probable" que llegue a la Argentina una segunda ola de la pandemia de coronavirus, tal como ocurrió en países del hemisferio norte y en otras naciones vecinas, pero destacó el ritmo de crecimiento en la cantidad de vacunados en el país para hacer frente al eventual rebrote.

"Eso ocurrió en todos los países del hemisferio norte y ya está pasando en los países vecinos. Es muy probable que nos toque también a nosotros", afirmó Kreplak sobre la posibilidad que en la Argentina haya un rebrote de coronavirus.

Sin embargo, destacó que "ahora tenemos dos herramientas: las medidas de cuidado sanitario como el distanciamiento, barbijo, alcohol en gel y el plan de vacunación" nacional contra la Covid-19, que ya superó las 144 mil aplicaciones diarias en todo el país, según datos del Monitor Público de Vacunación.

"Ayer hicimos 50.000 aplicaciones en la Provincia y hay que seguir vacunando porque hay que seguir cuidando vidas", sostuvo el ministro.

Kreplak aseguró que "primero se negaron a la existencia del virus, luego a las medidas de cuidado, y ahora a la vacunación".

El funcionario hizo declaraciones al recorrer la posta de vacunación en la sede de la Asociación Trabajadores del Estado en La Plata (ATE) y puntualizó "estamos muy contentos con el trabajo articulado con las organizaciones sindicales, porque tiene que ver con garantizar la vacunación para todos, de manera equitativa y lo más rápido posible, y a la vez intentando que sea seguro y que no haya colas".

En otro orden, se refirió a la polémica por las declaraciones de la escritora Beatriz Sarlo y señaló que las derivaciones que ha tenido este tema "están en consonancia con la actitud que ha tenido la oposición y algunos medios desde el comienzo de la pandemia".

Kreplak aseguró que "primero se negaron a la existencia del virus, luego a las medidas de cuidado, y ahora a la vacunación" y aclaró que "cuando el Estado recibió las primeras vacunas iniciamos la página para vacunarse y teníamos un ritmo de inscripción lento, mientras había una campaña de desinformación y antivacuna en los medios que era muy grande y que la ponía en duda. Hasta denunciaron por envenenamiento al Presidente y al ministro de Salud".

Ante ese escenario, explicó que la administración bonaerense ideó en enero pasado en una campaña para concientizar a la población sobre la importancia de vacunarse que luego, ante la demora en la llegada de vacunas, quedó desactivada.

"Previendo que llegarían un montón de vacunas y no tener suficiente cantidad de postulantes se le pidió al Gobernador, autoridades e intendentes que se vacunasen para dar confianza. Y también se propuso hacer lo mismo con algunas personalidades públicas", contó y agregó que como "finalmente se atrasó la llegada de las vacunas y la revista científica británica The Lancet publicó los resultados de los ensayos clínicos de la vacuna (Sputnik V) los antivacunas perdieron la batalla, los famosos se fueron vacunando según les tocaba". (Télam)