El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó hoy el Plan de Igualdad Bonaerense para la Inclusión y la Justicia Social (PIBA), que tiene por objetivo principal la inclusión laboral de las mujeres y disidencias y establece "como ejes fundamentales el acceso a la salud, a la educación de calidad y a la vivienda", además de "la erradicación de todo tipo de violencia", dijeron fuentes oficiales.

La presentación la realizó esta tarde junto a la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, a través de una videoconferencia desde Casa de Gobierno con el Espacio Multicultural del Partido de la Costa, en Mar de Ajó, donde también estuvo presente el intendente local, Cristian Cardozo.

“El Plan de Igualdad Bonaerense es una política troncal para este periodo, que encara el desafío de transformar conductas y comportamientos que están muy arraigados en cada uno de nosotros”, afirmó Kicillof.

El mandatario agregó que “la clave del programa consiste en promover los encuentros en el territorio y la participación de toda la sociedad para recoger las diversas realidades de nuestra provincia”.

“Se trata de un plan ambicioso para aplicar políticas transversales a todo el gobierno y a toda la sociedad, lo que requiere de un abordaje participativo y dinámico”, graficó el gobernador, quien destacó el “papel del movimiento de mujeres para plantear las problemáticas y promover grandes transformaciones”.

“Es muy importante que el plan no solo plantee la igualdad sino que promueva además la búsqueda de la inclusión y la justicia social, porque son principios que se articulan y van necesariamente de la mano”, resaltó.

“Se trata de un plan ambicioso para aplicar políticas transversales a todo el gobierno y a toda la sociedad, lo que requiere de un abordaje participativo y dinámico”.

Según informó la Gobernación bonaerense, el PIBA se llevará a cabo en dos etapas: durante la primera fase se realizarán asambleas y reuniones barriales y regionales y se hará circular un cuestionario digital "con la finalidad de determinar las desigualdades sociales y las prioridades para erradicar las discriminaciones, violencias y desigualdades de género desde un abordaje de inclusión y justicia social".

En una segunda instancia se trabajará con las propuestas que hayan surgido de los encuentros y, finalmente, "se atenderán esas demandas con políticas transversales a todo el Gobierno bonaerense".

Por su parte, Díaz remarcó: que "esta primera ronda presencial muestra la voluntad de construir una provincia de Buenos Aires con más igualdad".

La igualdad de género es justicia social.

"Mediante una política de cercanía, con despliegue territorial y participativo, buscamos recoger toda la diversidad que existe en 17 millones de hombres y mujeres que viven en los 135 municipios. Tuvimos que adaptarnos frente a la pandemia pero contamos con el compromiso de mucha gente para seguir construyendo este espacio de cercanía”, sostuvo la ministra.

El programa es fruto del trabajo articulado entre el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, el apoyo de Iniciativa Spotlight de ONU y la UE, y cuenta con la colaboración de la Asociación Lola Mora, que coordinará los encuentros de trabajo. (Télam)