El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, expresó hoy que a nadie les gustan las medidas restrictivas adoptadas por el coronavirus, pero advirtió que "lo que no nos gusta es que esté lleno de contagios y de muertos".

"¿Qué estamos discutiendo? ¿Si cuando llueve abrimos el paraguas o no? Anunciamos estas medidas por tiempo limitado. A nadie gusta pero lo que no nos gusta es que esté lleno de contagios y muertos. Es oportunismo, es vil cargar las tintas y exacerbar odios", remarcó el mandatario bonaerense en conferencia de prensa. (Télam)