El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró hoy que la crisis que generó el coronavirus "sólo es comparable con grandes cataclismos como la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial".

El gobernador dijo: "Es una proeza Alberto, Katopodis, en medio de una pandemia, con todas las dificultades, con la zozobra económica que dejó el gobierno anterior y todas las deudas que había que arreglar y que hizo Martín Guzmán".

"Muchos no tienen ni idea de la complejidad de conseguir los fondos y hacer las licitaciones, lo que lleva rescatar esas obras que se dejaron paradas, con deudas y con los proveedores enojados.

Los carteles y la propagando estuvo, pero la obra no", dijo Kicillof

El mandatario provincial dijo que el macrismo fue "muy efectivo" para endeudarse con el Fondo Monetario Internacional (FMI) pero "absolutamente ineficiente" en cumplir con cada una de las promesas que hacía.

El economista dijo que está "demostrado que la obra pública es una especie de chispa de arranque para la actividad privada" cuando hay grandes crisis mundiales: "No la sustituye, no la suplanta.

Esto se entendió en los años 30 con el New Deal". Y ejemplificó que tras la segunda guerra mundial, vino el Plan Marshal para reconstruir un mundo bombardeado: "Esta crisis de hoy solo es comparable con esos cataclismos de la historia", dijo el mandatario provincial

Kicillof participó de un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández en el partido bonaerense de Almirante Brown, donde se presentaron las primeras 1.000 obras públicas que ya se encuentran en ejecución en toda la Argentina y que implican una inversión de 556.780 millones de pesos.

El gobernador y Fernández también pusieron en marcha el Instituto Superior de Formación Docente Nº41 que se encuentra en la localidad de Adrogué, del municipio del sur del conurbano bonaerense. Del acto participaron también el intendente local Mariano Cascallares, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

Kicillof también defendió la campaña de vacunación que están llevando adelante la Nación y las provincias: "No hace falta discutir ni taparle la boca a nadie. Hace falta recorrer los 500 vacunatorios en la provincia de Buenos Aires. Hablan, hablan y hablan y nosotros vacunamos, vacunamos y vacunamos".

Por otro lado, dijo que el Presidente "hace muy bien" en poner la agenda pública en lo que tiene que ver con la campaña de vacunación y en la obra pública, porque es lo que la gente necesita para mejorar su calidad de vida

JA/CJ NA