El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, manifestó hoy que "dentro del Frente de Todos se debate cómo lograr que la Argentina crezca con justicia social y distribución del ingreso" y analizó que se pretende generar un país "vivible para todos y para todas".

En declaraciones a las radios Nacional Rock y El Destape, el mandatario bonaerense analizó que al seno del oficialismo "se debate cómo lograr que después de cuatro años de macrismo, de la pandemia y de la guerra en Europa, Argentina crezca con justicia social y distribución del ingreso".

"Del otro lado, con marketing y focus groups, van viendo el estado de ánimo de la sociedad, que es complejo, y van diciendo cosas como 'hay que erradicar el populismo' cuando en su momento, para conseguir votos, Mauricio Macri inauguró un monumento a Juan Domingo Perón", reflexionó.

En relación a las definiciones de Juntos por el Cambio n(JxC), Kicillof recordó que "Macri llegó al Gobierno en 2019 diciendo que iba a aumentar salarios y jubilaciones", y añadió que "ahora dicen que van a erradicar los derechos laborales porque se guían por lo que las encuestas dicen para captar votos".

Para el mandatario, la coalición opositora "llevó adelante un programa neoliberal, de ajuste y exclusión" cuando gobernó el país, y advirtió que si bien esa fuerza "tiene muchos candidatos" cuenta "con un solo programa, que es aplicar lo que ya hicieron pero más rápido: endeudamiento, fuga, desindustrialización y exclusión".

Kicillof puntualizó que durante la gestión de Macri "se tomaron 100.000 millones de dólares de deuda después de haberle pagado a los fondos buitre de manera ruinosa para abrir el acceso al mercado de deuda".

"En paralelo, desregularon completamente la entrada y salida de capitales, que es una condición que ponen para prestarte con estos títulos públicos. Prestan bajo la forma de comprar títulos públicos, que le dan tasas de interés altísimas y cuando les conviene, se van. Esa bicicleta financiera funcionó los dos primeros años, pero se endeudaron tanto que les dejaron de prestar en febrero de 2018", repasó.

Y sobre la política económica llevada adelante por Cambiemos, recordó que "Macri declaró que iba a contraer la deuda más grande de la historia, no nacional sino del mundo, con el FMI, por 57.000 millones de dólares, sin pasar por el Congreso", para luego cuestionar que haya usado esa plata "para que los que habían entrado con la timba se puedan ir y llevarse la plata".

"Hubo 86.000 millones de dólares de fuga de capitales. Ese festival de endeudamiento no se reflejó en cloacas, obras, jardines, ni en potenciar la producción, sino que fue un proceso de timba financiero puro. Ahora el país tiene muchas dificultades para poder afrontar las deudas que dejó Macri", alertó.

El Gobernador, desde su perfil de economista, insistió en que si ese dinero "hubiera ido a fortalecer el aparato productivo exportador, ahora se podrían introducir divisas porque volcar 150.000 millones de dólares a puertos o Vaca Muerta hubiera servido para generar dólares", y luego repudió que esos recursos se hayan ido "a la fuga".

Además, el mandatario se refirió al acuerdo alcanzado ayer con los gremios bonaerenses de docentes, trabajadores estatales, médicos y judiciales para sumarle 10 puntos a todos los aumentos cerrados hasta el momento, para ese modo alcanzar en diciembre una suba total del orden del 60%.

"Este incremento salarial para los 600.000 de toda la administración pública suma un 10% para mayo en blanco y al básico, y (permite) completar un 60% con una cuota en diciembre. La intención es no sólo no perder, sino ganarle a la inflación y que no se pierda poder adquisitivo", remarcó.

Con ese horizonte, destacó que esa decisión se enmarca en "un conjunto de acciones que se pueden hacer desde la Provincia, para contribuir a mejorar la distribución del ingreso e incrementar los salarios en momentos donde hay recuperación económica fuerte, pero muy concentrada".

"A ese anuncio, sumamos un programa de seguridad alimentaria junto al Gobierno nacional; un plan de mercados y ferias para acercar al productor con el consumidor sin intermediarios; y un plan inmenso de obra pública. Precisamente, ayer anunciamos la puesta en marcha del Fondo de Infraestructura Municipal (FMI), que son 119 obras con 17.000 millones de pesos", continuó el Gobernador, y en ese sentido reiteró que "para apuntalar la reactivación, está la obra pública".

Sobre ese punto, detalló que en la Provincia se desarrollan actualmente "obras en hospitales, escuelas, viviendas, 10.000 cuadras de asfalto, en seguridad y servicio penitenciario porque "la sociedad necesita respuestas", a las que se sumará el recientemente anunciado FIM.

"Fueron seis años muy difíciles y hay que responder con cada vez más esfuerzo y trabajo", exhortó Kicillof.

En ese marco, señaló que es necesario "controlar el cumplimiento de los acuerdos de precios para que se cumplan y para que haya acceso a los productos".

"Hay que generar una Argentina vivible para todos y para todas, y eso no puede ser a expensas de los que menos tienen", exigió y planteó que "en los 12 años de Gobierno de Néstor y Cristina (Kirchner) quedó claro que el crecimiento no genera por sí mismo una mejor distribución del ingreso, porque el derrame no existe".

"Hay que distribuir para poder crecer y que ese crecimiento sea sostenido, para lo cual los salarios deben ganarle a la inflación y debe haber financiamiento para la inversión", advirtió. (Télam)