El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que "hoy en la ciudad de Buenos Aires estalló el sistema privado de salud" y que la provincia de Buenos Aires está atendiendo pacientes derivados de la Capital Federal.

"Se acabaron las camas del sistema privado, que atiende al 80% de la población de la Ciudad de Buenos Aires; pero cuando el jefe de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, habla de camas, sólo habla del sistema público", expresó Kicillof, quien aclaró que la provincia "no va a rechazar a ningún paciente derivado".


(Télam)