El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, calificó hoy de "extraordinarios" a los anuncios de beneficios para los jubilados y sostuvo que eso demuestra que para el Gobierno "no eran el último orejón del tarro sino los primeros, porque hay que empezar por los que más lo necesitan".

"Fue acá que hace dos años anunciamos que los jubilados no eran el último orejón del tarro en un Gobierno de Alberto Fernández y de Cristina Fernández de Kirchner, sino los primeros, porque hay que empezar por los que más lo necesitan", resaltó.

Kicillof formuló los conceptos durante un acto en Lomas de Zamora que compartió con Fernández, donde se anunció un bono de $5.000 para los jubilados y jubiladas que cobren hasta $46.130, el equivalente a dos haberes mínimos ($23.065).

El gobernador recordó también que dos años antes el Presidente anunció que se iban a otorgar gratis los medicamentos a los jubilados, "que en el Gobierno neoliberal anterior no sólo dejaron de ser gratuitos sino que se fueron (los precios) por las nubes".

"Parecía imposible porque recibíamos un país endeudado con un estado achicado y Alberto tuvo la valentía y el coraje de anunciar que los que se iban a beneficiar eran los que más lo necesitaban, los jubilados", destacó.

Resaltó también la decisión del Gobierno de que los jubilados no pierdan poder adquisitivo "porque fueron el pato de la boda del ajuste una y mil veces" .

"Los jubilados no tienen cuentas en paraísos fiscales ni se dedican a la timba financiera, lo que cobran van y lo gastan en la provincia y ese es el motor que nos va a ayudar a recuperar la producción", consignó.

Kicillof consideró que en un mundo "donde la riqueza está concentrada, hay que distribuir, igualar y llegar a todos para poder crecer, porque el crecimiento viene de abajo para arriba".

En tanto, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, resaltó también que el Presidente haya cumplido con el anuncio de hace dos años cuando era candidato "porque lo hizo en un marco inédito y un momento complicado".

"Cuantas cosas pasaron en estos años que la pandemia hizo que nos olvidemos, porque no es lo mismo quien gobierna, no todos los políticos son lo mismo", sostuvo, y calificó como "cruel" haberle "sacado los medicamentos a los abuelos o las computadoras a los chicos"

Agregó que "somos un Gobierno que vino a devolverle derechos a los argentinos y argentinas luego de cuatro años de un dolor muy grande en los que se olvidaron de los pibes y nuestros adultos mayores".

"Vinimos a devolver la dignidad y como dijo Cristina a volver a ser felices", completó. (Télam)