El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó hoy la inauguración de una nueva línea de alta tensión que establece la interconexión energética entre General Villegas y Pehuajó, y señaló que busca que "todos y todas tengan acceso a la energía, a la educación, la salud y la infraestructura necesaria".

"Estamos presentando una obra de infraestructura social básica que va a transformar para siempre la calidad de vida del municipio y de toda la región", sostuvo el mandatario y agregó que se trata de "una inversión muy grande, que trasciende por mucho las capacidades presupuestarias del distrito, para permitir una mejor calidad del servicio eléctrico y potenciar las posibilidades de producción y generación de valor agregado".

Las obras de interconexión se desarrollaron desde la Estación Transformadora del municipio de General Villegas, y demandaron una inversión de 6,4 millones de dólares para la construcción de una línea de alta tensión de 132 kV.

Con 152 kilómetros de longitud, beneficia a unos 60 mil bonaerenses de la zona a partir de una mejora en la distribución de energía, la provisión necesaria para la tecnificación del sector agro industrial y la optimización de los niveles de tensión.

Kicillof manifestó que "esta obra no existiría sin el trabajo articulado con el Gobierno nacional y la decisión política de desarrollar el interior bonaerense con el objetivo de que haya igualdad de oportunidades en todos los rincones de la provincia".

"Con esta inversión, generamos las condiciones para que haya más trabajo y se potencie la actividad económica", agregó.

En esa misma línea, remarcó: "Buscamos que todos y todas tengan acceso a la energía, educación, salud y la infraestructura necesaria; se trata de profundizar la justicia social y de asegurarles un futuro mejor a todos y todas las bonaerenses, independientemente de dónde hayan nacido".

Al mismo tiempo, se ampliaron las estaciones de Villegas y Pehuajó, que posibilitaron la entrega de energía al nuevo Parque Industrial del distrito.

El proyecto se inició en 2013 y completó su primera etapa en diciembre de 2014, en tanto que el segundo tramo fue paralizado en marzo de 2018.

Hacia fines de 2019, se decidió retomar su ejecución por considerarlo estratégico para el sistema de distribución de la energía eléctrica en la provincia, según se informó en un comunicado.

Durante su visita a ese distrito del noroeste bonaerense, Kicillof recorrió los avances de las obras del nuevo edificio del Jardín de Infantes N° 913 "Susana Cañibano".

Las instalaciones se encuentran en el barrio El Fortín, junto a la Escuela Primaria 17, y permitirán albergar a una matrícula actual de 147 niños y niñas.

A partir de una inversión de 59 millones de pesos, ya se construyeron seis aulas, biblioteca, SUM, sala de música, patio de juegos, espacios administrativos y cocina. (Télam)