El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró hoy que "de a poco el entramado productivo se empieza a recuperar", luego de "años difíciles" que afectaron al sector industrial, como fue "la desidia del Gobierno anterior y la pandemia", al tiempo que reiteró su compromiso de “acompañar e impulsar" el proceso de recuperación para "poner en marcha a la provincia".

“Es muy importante que podamos recapitular y pensar de dónde venimos, hacia dónde vamos y a dónde no queremos volver. Durante cuatro años, el achicamiento de la capacidad productiva de la provincia se notó especialmente en su industria, sostuvo Kicillof al recorrer la planta de la empresa Marolio en el municipio de General Rodríguez, donde la compañía presentó inversiones por más de 711 millones de pesos, en consonancia con el Día de la Industria.

El gobernador agregó que durante el macrismo "las políticas estaban destinadas a que solo unos pocos puedan acumular riqueza y por eso sucumbieron miles de empresas”.

Kicillof reflexionó sobre cuáles fueron las épocas de mayor crecimiento de la industria y en ese sentido sostuvo que se dieron "con gobiernos que distribuyeron mejor los ingresos.

“Los empresarios nacionales saben que la caída de los salarios no es la solución, ya que se quedan sin demanda y la mejores épocas de crecimiento se dieron con Gobiernos que distribuyeron mejor los ingresos”, aseveró.

Analizó el actual contexto en el que el país está “saliendo de la pandemia con un esfuerzo enorme" y dijo que, aunque se debieron "postergar algunos proyectos", nunca olvidaron que los objetivos del Gobierno son "cuidar la salud, la educación y la producción”.

Kicillof expresó así la necesidad que tiene Argentina de “una dirigencia empresarial dispuesta a desarrollar la industria bonaerense" y a acompañar al Gobierno provincial a "generar más trabajo y producción en la provincia, porque eso significa también más igualdad y más justicia social”.

Junto al ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa, y el intendente Mauro García, el gobernador se reunió con empresarios bonaerenses y dirigentes de cámaras industriales.

“Venimos de una etapa en la que hubo un plan de desindustrialización y se atacó a los empresarios que todos los días trabajaban para poner de pie a sus industrias”, dijo Costa y agregó que se trató de "un modelo que perjudicó a todos los sectores" pero que se dejó atrás en 2019, cuando se recuperó "una visión de Estado que impulsa a las pequeñas y medianas empresas”.

Recordó que durante la pandemia, la industria de la provincia “acompañó con la producción de insumos médicos y bienes de primera necesidad para brindar respuesta a las urgencias de los bonaerenses” y señaló que desde el Gobierno se asistió "con distintos programas, crédito y medidas tributarias", lo que permite en la actualidad ver "cómo se está recuperando la capacidad de producción y la actividad”.

“Todo lo que hacemos es para facilitar el desarrollo de la industria, convencidos de que representa también el desarrollo que necesitan la provincia y el país para mejorar la condición de vida de nuestra gente”, señaló.

Según se informó, la empresa Marolio inauguró su nuevo centro de distribución de alimentos hacia todo el país, para el que destinaron una inversión de 580 millones de pesos, y la nueva línea de producción de pan rallado y rebozador, que demandó 130,4 millones de pesos.

En tanto, Juan Fera, director de Marolio SA y presidente de la Unión Industrial del distrito, repasó los últimos tiempos que marcaron a la industria: "Venimos de tiempos en los que la industria no era política de Estado, y después llegó la pandemia, que afectó a la economía a nivel mundial".

Fera dejó de lado esos últimos años difíciles que vivieron para recordar que "hoy es un día de festejo, porque la industria no solo volvió a estar de pie, sino que está creciendo con inversiones como no se veían hace muchos años en la Argentina”.

“Todos aquí sabemos que hay que seguir trabajando codo a codo porque nadie se salva solo y de esa forma, juntos, podremos cumplir el sueño de un país más justo para todos”, concluyó. (Télam)