La Legislatura de la provincia de Buenos Aires renovará 69 bancas en los comicios legislativos del 14 de noviembre próximo, en un escenario en el que el gobernador Axel Kicillof aspira a lograr la mayoría en las dos cámaras para poder sancionar no sólo aquellas leyes que necesita para gestionar, sino además para avanzar en reformas que considera claves para modernizar la administración de Justicia.

La apuesta más fuerte del oficialismo estará centrada en el Senado, donde hoy encuentra el escenario más adverso en números: de los 46 legisladores que la componen, 26 pertenecen a Juntos por el Cambio (JxC) y los 20 restantes al oficialista Frente de Todos.

Esa relación de fuerzas implica que la oposición, no sólo es mayoría, sino que además cuenta con quórum propio, con lo que obliga al oficialismo a consensuar y negociar el tratamiento de cada proyecto que ingresa a la Cámara alta.

En Diputados, si bien el oficialismo no cuenta con quórum propio, es la primera minoría al tener 46, de las 92 bancas.

Esto lo coloca a sólo un voto de lograr mayoría y quórum, lo que consigue en la mayoría de las sesiones con bloques aliados ya que, a diferencia del Senado, en Diputados existen otras tres bancadas además de la de la JxC.

Así, el anhelo más grande del peronismo provincial será mejorar la performance electoral para obtener más bancas sobre todo en el Senado, donde se renuevan 23, de sus 46 lugares, pero también engrosar sus filas en Diputados, donde se reeligen 46 de sus 92 legisladores.

Desde el Poder Ejecutivo bonaerense explicaron a Télam que la importancia de mejorar la participación en el Senado es "primero, para tener mayor tranquilidad cada vez que necesitamos una ley, especialmente las impositivas o los pedidos de endeudamiento".

Aclararon que, si bien "siempre hay negociaciones para la aprobación de las leyes, y ello tiene que ver con el juego de la democracia, en las actuales circunstancias la oposición especula y condiciona más al oficialismo y termina detentando mayor poder que el que le dieron los votos".

Graficaron que, "a partir de la mayoría que tienen, desde JxC impusieron la aprobación de unos 40 pliegos de jueces que no habían podido sacar durante el mandato de María Eugenia Vidal porque se trataba de personas sobre las que pesan severas denuncias" y analizaron que esa fue "una gran muestra de prepotencia".

"Necesitamos renovar el Senado y poder tener una Cámara más pareja", insistieron.

En ese marco, remarcaron que el otro punto clave tiene que ver con la necesidad de "renovar varios cargos que duran mucho tiempo, como el del Procurador o las vacantes en la Corte Suprema".

Kicillof debe designar a dos -podrían ser tres desde agosto- de los siete miembros que componen el máximo tribunal bonaerense, además de cubrir vacantes en distintos juzgados de la provincia.

El actual tiempo histórico "demanda que esos espacios sean ocupados con gente con una perspectiva más progresista y con mayor sensibilidad social para que la administración de justicia sea no sólo más eficiente sino más moderna", evaluaron las fuentes.

En ese sentido, aseguraron que "no se pretende una Corte oficialista bajo ningún punto de vista" y agregaron: "esta no es una necesidad del actual Gobierno sino de la sociedad, que demanda una renovación".

Al respecto, el presidente del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, Facundo Tignaneli, dijo a Télam que el Gobierno asumió "con la premisa de poner a la provincia en pie", pero se encontró "con una pandemia" y debió abordarla "con la certeza de poner como eje al ser humano".

Reflexionó que una vez superada la pandemia se requerirá una Legislatura capaz de lograr los consensos necesarios para "brindarle rápidamente al Gobernador las herramientas legales necesarias para hacer cumplir el programa de gobierno para el cual nos eligieron, para que los y las bonaerenses tengan la dignidad, esperanza y futuro que se merecen".

El titular de la bancada peronista en el Senado, Gervasio Bozzano, recordó, por su parte, que en la cámara alta renuevan sus representantes cuatro secciones electorales (la 1ra, la 4ta, la 5ta y la 7ma), en las que el bloque oficialista "tiene minoría, producto de la conformación de la Cámara que emergió de las elecciones de 2017".

En diálogo con Télam sostuvo que fueron precisamente esos comicios el momento en que desde el Peronismo "advertimos la imperiosa necesidad de confluir hacia una oferta electoral lo más amplia y representativa posible" para "dejar atrás todas las agresiones que estaba sufriendo la población bajo el gobierno de Macri y Vidal, como el aumento de la pobreza, tarifazos, caída del poder adquisitivo del salario, ajuste de la inversión pública y desempleo".

Ello "se plasmó en la conformación del Frente de Todos en 2019 y en el triunfo electoral tano a nivel nacional como de la provincia de Buenos Aires", recordó y puntualizó que "el pueblo bonaerense nos otorgó la responsabilidad de reparar todo el daño que había hecho el macrismo, principalmente a nivel económico y social".

"Ese fue el objetivo con el que asumimos, y apenas tres meses después nos encontramos con la pandemia. Ante ese desafío, tuvimos que reconstruir el sistema de salud y desarrollar herramientas para llegar a cada bonaerense, priorizando el cuidado de cada vida, sin desatender la cuestión económica", describió.

El jefe de la bancada del Frente de Todos reflexionó que el oficialismo sigue "gobernando en función del interés de las y los bonaerenses, anteponiendo la salud del pueblo y el cuidado de la economía a cualquier otra consideración".

Con todo, Bozzano reconoció el apoyo opositor "en las cuestiones centrales durante este año y medio", pero remarcó que "hubo muchas otras leyes que no pudimos aprobar o que debimos hacer con modificaciones que desvirtuaban el espíritu original de los proyectos".

"Los y las bonaerenses nos dieron su voto de confianza hasta 2023 para reconstruir la provincia tras el azote del macrismo. Para eso necesitamos alinear a la Legislatura con ese mandato, para poder brindarle así al Ejecutivo provincial todas las herramientas necesarias para cumplir con el contrato electoral firmado con nuestro pueblo", completó. (Télam)