El gobernador bonaerense Axel Kicillof aseguró hoy que la provincia “cumplirá a rajatabla” las medidas de restricción dispuesta por el Decreto de Necesidad y Urgencia del Gobierno nacional que extiende la emergencia sanitaria por el coronavirus, pidió a la oposición “no politizar la pandemia” y anunció asistencia impositiva y financiera para los sectores más afectados.

“La provincia de Buenos Aires, como hemos hecho durante esta pandemia, respeta y cumple las leyes. El DNU tiene valor de ley y como tal se van a cumplir a rajatabla las limitaciones y medidas de cuidado anunciadas por el presidente” Alberto Fernández, dijo el mandatario provincial en una conferencia de prensa que ofreció esta tarde en La Plata.

El gobernador adelantó que el “sistema de fases va a ser suspendido esta semana y puesto en equivalencias con el DNU" por lo que 126 de los 135 municipios estarán bajo las nuevas restricciones que, entre otras medidas, suspende las clases presenciales.

Además, llamó a la oposición a "tener responsabilidad, a no joder con la pandemia" y reiteró que están "en campaña sanitaria, de cuidados, de vacunación".

"No hay que enloquecer a la gente con discusiones que distraen del problema central que es el combate del coronavirus. No se puede politizar la pandemia”, subrayó.

Detalló que “toda la región se encuentra en ataque de este virus" porque la emergencia "no es algo solo de Argentina" y reiteró que las medidas "no son invento argentino" sino que "se está aplicando la misma batería de medidas que se aplica en todo el planeta".

Cuestionó también a dirigentes de la oposición que cuando el Gobierno nacional compró vacunas contra el coronavirus dijeron que era "veneno" y reiteró su pedido de "no hacer campaña" electoral con la pandemia.

Kicillof resaltó que Argentina se encuentra en "el número 21 en cantidad de vacunas” y pidió a los bonaerenses que se inscriban para recibir la inmunización en las páginas oficiales porque la voluntad es "vacunar a todos los bonaerenses mayores de 60 años y a los que tienen enfermedades preexistentes" en esta etapa.

Ese, agregó, "es el segundo hito que queremos cumplir”.

Kicillof volvió a defender la suspensión de clases presenciales y resaltó que “es la segunda medida más eficaz" para reducir el contagio y remarcó que así lo demuestran estudios científicos.

"Es mentira que hay algún lugar donde no hay contagio. Nos duele, nos cuesta, pero cuando sube mucho el grado de circulación del virus hay que interrumpir las actividades presenciales", dijo.

El gobernador consideró que la decisión del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, de suspender esta semana las clases presenciales “es el primer gesto de autocrítica del macrismo" y agregó: "Es bueno y me alegra”.

Por otra parte, anunció que “no se aplicarán retenciones del Impuesto a los Ingresos Brutos a bares, restoranes, cines, teatros, jardines maternales desde julio a septiembre” y se relanzará un plan de pagos para regularizar deudas impositivas, se suspenderán los embargos judiciales y se destinarán más de 2.000 millones de pesos para asistir a pequeños empresarios. (Télam)