El gobernador bonaerense Axel Kicillof aseguró hoy que el avance de la campaña de vacunación contra el coronavirus en el distrito, permitirá "la recuperación económica y el renacimiento de la provincia después de una época oscura".

"Con los cuidados y la vacunación, subimos un escalón que nos permitirá seguir recuperando la libertad que trae la vacuna", planteó el mandatario bonaerense al entregar hoy 8.000 escrituras para 21 municipios en un acto en Tres de Febrero.

Kicillof agregó que su administración trabaja para alcanzar "la actividad, la producción, el trabajo, la recuperación económica y el renacimiento de la provincia después de una época tan oscura", en referencia a la anterior gestión de la exgobernadora María Eugenia Vidal, hoy precandidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio (JxC).

Asimismo, remarcó que para poder alcanzar las metas de recuperación económica y renancimiento de la provincia los necesita a "todas y todos" los bonaerenses.

Kicillof estuvo acompañado durante el acto por el ministro de Justicia de la provincia, Julio Alak, y los intendentes de Tres de Febrero, Diego Valenzuela; de Hurlingham, Juan Zabaleta; y de San Martín, Fernando Moreira.

El Gobernador recordó que al asumir su cargo al frente del Ejecutivo provincial, en diciembre de 2019, un total de 800 mil familias bonaerenses esperaban su escritura.

En ese marco, destacó que su administración entregará este año unas 60 mil para que esos vecinos "tengan seguridad jurídica y tranquilidad".

"Aquel que no tiene la escritura de su casa, no puede acceder a determinados beneficios y derechos como un crédito hipotecario, no puede poner su casa como garantía para un pariente o amigo que necesita alquilar, o dejarla en herencia debidamente transferida", continuó.

Atribuyó esa dificultad tanto a cuestiones burocráticas como económicas, y planteó que su administración decidió poner fin a esa situación.

"Nosotros les damos la escritura gratis, reconociendo derechos y poniendo al aparato del Estado al servicio de las necesidades de nuestro pueblo", agregó.

En ese marco, destacó que se pudo avanzar en esa tarea aún a pesar de la pandemia que concentró todos los esfuerzos del Gobierno.

"Hubo que suspender y postergar proyectos que teníamos cuando acabábamos de asumir después de cuatro años complejos. Nos habíamos comprometido para recuperar terreno perdido en la salud, la educación y la producción", rememoró Kicillof y planteó que a tres meses de asumir, "se desató la tragedia sanitaria más grande de la historia".

Sostuvo que se transitó ese tiempo complicado "como sabe hacerlo el pueblo de la provincia de Buenos Aires, con solidaridad, a pesar de las voces que llamaban a incumplir con los cuidados".

Evaluó que la segunda ola de Covid-19 "fue mortal, crecieron contagios e internaciones y ocuparon camas de cuidados intensivos" y reconoció que, incluso, "se puso en riesgo eso que tanto buscamos y por lo que tanto trabajamos: que nadie se quedara en banda, sin una mano, una cama, un médico o respirador".

Con todo, destacó que se logró salir adelante "con mucho esfuerzo" y a pesar de que la provincia "tenía todos los números para que el sistema no aguantara".

Así, el gobernador subrayó que "la provincia está de nuevo mejorando", apuntó que el conurbano volvió a fase 4, lo que permite el desarrollo de más actividades mientras se avanza en la vacunación.

"Basta de derrotismo, de palos en la rueda y de boicot", pidió y reiteró que la vacuna permitió la ampliación de los cupos "en todas las fases", lo que implica que "más gente puede entrar a bares, restaurantes y gimnasios".

(Télam)