El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, afirmó hoy que "se puede hacer obra pública seriamente" en la Argentina y exhortó a los empresarios a pagar "mejores salarios", al poner como ejemplo al sector de la construcción que fue beneficiado con "el modelo" del Gobierno.

"Tenemos que poder demostrar en la Argentina que se puede hacer obra pública seriamente, con transparencia y en todo el país, que es lo que estamos haciendo", sostuvo Katopodis en diálogo con radio FM La Patriada.

El funcionario aseguró que los empresarios vinculados a la obra pública "fueron beneficiados" con el modelo del actual Gobierno y sostuvo que estos "pueden dar testimonio", ya que luego de los cuatro años del macrismo, "estaban quebrados y no había obra pública".

"El Estado cumplió y puso en marcha la obra pública", resaltó y recordó que "hay absoluta certeza" de que se va "a seguir invirtiendo en infraestructura", pese al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Venimos de hacer un gran esfuerzo" luego de la pandemia, dijo, pero consideró que "hay muchos que tienen que poner más el hombro" porque "algunos no la han pasado tan mal como otros".

Además, aseveró que los empresarios "también tienen que hacer su aporte porque los trabajadores tienen que ganar mejores salarios".

En ese sentido, señaló que la prioridad del Frente de Todos (FdT) es que "la recuperación de la economía y del trabajo se exprese en mejores salarios para que la gente tenga un alivio en el bolsillo".

También evaluó que al interior del espacio político al que pertenece están "todos muy enfocados en la agenda que está por delante" y manifestó que "no hay margen para entrar en internas", ya que el objetivo principal es "cómo seguir cuidando a la gente".

Asimismo, destacó que "la unidad" de la coalición de Gobierno "no se mide ni por la forma ni por las veces que nos elogiamos en público" sino "en que tengamos en claro qué rumbo de país queremos".

"Y la verdad que ahí no hay diferencias, en lo sustancial hay una mirada muy clara. Mientras eso esté firme, tenemos que estar tranquilos", confió.

Por otro lado, al ser consultado por las elecciones de 2023, el ministro afirmó que "la gente ve en el día a día pequeños logros", a partir de los cuales, subrayó, "hay que ir reconstruyendo" el país, y consideró que la sociedad "entiende que ese es el rumbo".

"El 2023 nos tiene que encontrar con la posibilidad de poder marcar un punto de quiebre para cuatro años que fueron muy difíciles pero para cuatro años que definitivamente nos van a permitir terminar de reconstruir y poner en marcha una parte de la vida de los argentinos", auguró.

Por último, aseguró que hay en disputa "dos destinos de vida" de cara al 2023 y que el FdT "apuesta a un Estado presente", con la convicción de "cuidar y proteger la industria nacional".

"Ellos la chocaron habiendo recibido a una Argentina desendeudada en el 2015", sentenció sobre la gestión de Juntos por el Cambio (JxC) y evaluó que "no tuvieron ninguna capacidad de cumplir las expectativas de la gente en un estado de mucha más normalidad".

"Imaginémonos si les hubiera tocado en este momento al macrismo", completó en alusión al contexto de pandemia, de deuda externa y de guerra que atravesó el actual Gobierno. (Télam)