El ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, afirmó esta mañana que se está llevando adelante "el plan de obras públicas más importante de los últimos años" y lo contrapuso con lo realizado en esa área por la gestión anterior, que, dijo, "cuando gobernó fue un fracaso".

"Estamos llevando adelante el plan de obras públicas más importante en los últimos años: 1900 obras en todo el país, casi 200 mil puestos de trabajo de obra pública", detalló Katopodis en diálogo con Télam Radio.

Agregó en ese sentido que "la oposición todavía tiene mucho para rendir cuentas" al afirmar que "cuando gobernó fue un fracaso, que tenía más publicidad que realizaciones, que tenía promesas y realizaciones en los diarios".

El ministro comentó que las 1900 obras públicas que se están desarrollando "son obras que se pusieron en marcha en medio de la pandemia" y valoró que el crecimiento de la actividad es "sin dudas, uno de los motores que está empujando la economía hoy".

"Cuando la obra pública se pone en marcha, también se ponen en marcha todos los sectores asociados a la construcción, eso es empleo directo e indirecto", acotó.

Al respecto, explicó que durante 2020, "tocó construir salud publica", como hospitales y salas de terapia intensiva, y agregó que en la actualidad las obras que se realizan están vinculadas a "la perspectiva de desarrollo, como rutas, acueductos, obras hídricas y autopistas".

También se refirió a la situación judicial en curso sobre concesiones en las autopistas Panamericana y Acceso Oeste y explicó que se está "concluyendo el proceso administrativo para iniciar las acciones legales correspondientes y solicitar en la justicia la nulidad del contrato".

"El corredor de Panamericana y el Acceso Oeste tienen una prórroga de 10 años que otorgó el gobierno de (Mauricio) Macri ilegalmente, al efecto de poder cancelar una deuda injustificada en dólares y pretenden que la paguemos los usuarios del peaje, por eso quieren pasar la tarifa de 70 a 700 pesos", detalló el ministro de Obras Públicas de la Nación.

Y denunció que la administración de estas autopistas demuestran "una forma de gestionar lo público al servicio de los intereses privados y tener funcionarios de los lados del mostrador, aprovechan el Estado para hacerse del dinero público". (Télam)