El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, destacó hoy en Bahía Blanca que la obra de la autopista Paso Urbano, que demandará una inversión de 10.403 millones de pesos, "no se paró un solo día" desde que se reinició, y que se trabaja de "lunes a lunes con mucho esfuerzo y mucha dedicación".

"Desde que esta obra arrancó, desde que pudimos revolver una serie de problemas estructurales, la falta de proyecto, de financiamiento en el Gobierno anterior, desde que reiniciamos la obra no se paró un solo día", sostuvo Katopodis al visitar las obras de la autopista Paso Urbano, conocida en Bahía Blanca como "El Cholo".

El funcionario expresó que "se perdió mucho tiempo, la gente se quedó muy desilusionada cuando hace algunos años se anunció con bombos y platillos, al rato se abandonó y quedó discontinuada".

Katopodis estuvo acompañado por el presidente del Consorcio del Puerto, Federico Susbielles; el senador Marcelo Feliú y el diputado Gabriel Godoy, ambos del Frente de Todos (FdT), y el jefe de Vialidad Bahía Blanca, Gustavo Trankels, entre otros.

El ministro dijo que la obra "va a buen ritmo, muy pronto vamos a estar terminando las primeras etapas de estos 11 kilómetros de autovía que permiten saldar una deuda con Bahía Blanca y que pueda tener una obra de circulación, de logística tan importante para este importante momento económico del puerto y de toda la región".

"Esto es por etapas, hay 27 kilómetros de colectoras, hay más de 20 puentes y distribuidores, obras de alcantarillado", detalló al indicar que "seguramente vamos a trabajar con mucho esfuerzo para que el año que viene parte de esa obra esté terminada y se pueda utilizar", agregó.

En ese contexto comentó que la obra tiene una inversión de más de diez mil millones de pesos y que "estamos ya en un 40 por ciento de ejecución y calculamos el año que viene terminar la primera etapa".

Durante su visita a Bahía Blanca, Katopodis mantuvo un encuentro con el intendente Héctor Gay, de Juntos por el Cambio (JxC), con quien habló sobre "saneamiento, obras de agua y cloacas" para lograr que "todos los días haya más familias que se puedan conectar", según indicó.

"Siete mil familias se han podido conectar al servicio de saneamiento y de cloacas en Bahía Blanca a partir de las obras que venimos haciendo, y otras tantas en materia de agua potable, sumados a obras de iluminación, viales y de pavimento interno y obras de equipamiento como un centro de salud que está proyectado" , ponderó.

Katopodis expresó que "cada obra genera empleo" y que en el caso del Paso Urbano "certifica 450 millones de pesos por mes, que quedan en Bahía Blanca porque además hay muchas subcontratistas, empresas tercerizadas y muchos de los insumos que se utilizan en esta obra se hacen en la región".

(Télam)